• Menú
  • Menú
Consejos para viajar a Milán

15 consejos para viajar a Milán imprescindibles

En esta guía de consejos para viajar a Milán encontrarás información muy útil para preparar tu viaje a una de las 10 ciudades más visitadas de Europa. Muchos la visitan por negocios, pero actualmente, se transformó en un destino que la ubica entre las preferidas del turismo internacional. Está considerada, junto con Roma, París, Madrid, Barcelona y Londres la “puerta de entrada” a Europa.

En Milán se conjugan cultura, tradición, arte e historia que, sumados a su exquisita gastronomía y su primer nivel en la moda y la alta costura internacional, la colocan entre las ciudades preferidas por los que mantienen su Ilusión Viajera. Por otra parte, si vas a visitar otras ciudades italianas vas a encontrar más información en nuestra guía de consejos para viajar a Italia imprescindibles¡Empecemos!

1. Cómo llegar a Milán

Transporte público en Milán

Para llegar a Milán tendrás varios maneras: en avión, en tren, en autobús, en taxi o en coche. 

↠ Cómo ir a Milán en avión

Si llegas en avión, lo harás a alguno de los tres aeropuertos: Milán Linate, Milán Malpensa y Bérgamo Orio al Serio. Los más utilizados para viajar a Milán y los más rápidos para llegar al centro de la ciudad, son los de Malpensa y Linate.

  • Milán Malpensa: Recibe vuelos de toda Italia y del exterior y compañías de bajo coste. Ideal para viajar a Milán desde Madrid o viajes a Milán desde Barcelona.
  • Milán Linate: Mayormente vuelos de cabotaje.
  • Bérgamo Orio al Serio: es utilizada mayormente para viajes baratos a Milán.
Encuentra aquí vuelos a Milán

↠ Cómo ir a Milán en tren

La Estación Central de Milán es accesible desde cualquier ciudad italiana y desde el exterior, incluso para trenes de alta velocidad. La Estación Porta Garibaldi es para uso diario de pasajeros.

↠ Cómo ir a Milán en autobús

Varias líneas de autobuses llegan desde diferentes puntos de Italia y desde los aeropuertos. Es conveniente que te informes en alguno de los puestos informativos del aeropuerto al que llegues.

↠ Cómo ir a Milán en taxi

Solo es conveniente si son varios pasajeros, ya que desde el aeropuerto tiene un costo fijo de 95 euros.

↠ Cómo ir a Milán en coche

A menos que quieras turismo aventura, no es recomendable el uso del automóvil. Desde el exterior, estas son las distancias desde algunas de las ciudades más importantes.

  • De Madrid a Milán: 1.580 kilómetros.
  • Desde Barcelona: 980 kilómetros.
  • De París a Milán: 850,8 kilómetros.
  • Desde Zurich: 280,4 kilómetros.

2. La mejor época para visitar Milán

Nieve en Milán
Nieve en Milán

Los mejores meses para visitar Milán son: mayo-junio y septiembre-octubre.

↠ Milán en primavera

La primavera en Milán es del 20 de marzo al 21 de junio. Tendrás hermosos días, soleados con temperaturas agradables y suaves, solo interrumpidos con algunos días lluviosos. Ideal para visitar el Duomo, las terrazas, los parques y los jardines de la ciudad. Podrás también disfrutar viendo los tulipanes en las afueras de Milán (en Cornaredo).
Recomendable en esta época: prendas ligeras, jersey, chaquetas gruesas y paraguas.

↠ Milán en verano

El verano comienza el 20 de junio y finaliza el 22 de septiembre. Es soleado, pero muy caluroso y agobiante, con una humedad propia del valle del Po. Lo bueno es que, como es época de vacaciones tendrás bastante tranquilidad y podrás hacer excursiones al lago de Como Bellagio y Varenna. Estarás a 20 kilómetros en línea recta a Lugano en Suiza, pero también podrás asistir a conciertos, espectáculos de danzas y representaciones teatrales.
Recomendable en esta época: ropa ligera de algodón, zapatos cómodos y abiertos, gafas y un gorro.

↠ Milán en otoño

Desde el 22 de septiembre al 21 de diciembre tendrás hermosos y soleados días, que podrás aprovechar para realizar paseos por los parques. Los días de lluvia puedes visitar los principales museos de la ciudad. El otoño es la época más húmeda del año y en septiembre no te pierdas la Semana de la Moda en Milán.
Recomendable en esta época: prendas ligeras, jersey, chaquetas gruesas y paraguas.

↠ Milán en invierno

El invierno empieza el 21 de diciembre y finaliza el 20 de marzo del siguiente año. Pese al frío, la niebla y a veces la nieve en Milán tendrás una amplia gama de entretenimientos. Las pistas de patinaje sobre hielo al aire libre, visitas a museos y las ofertas de liquidación a partir del 5 de enero de las más afamadas boutiques, harán las delicias de los aventureros que visitan Milán en invierno.
Recomendable en esta época: abrigos, bufandas, guantes y por las dudas un paraguas.

3. Dónde dormir en Milán

Lambrate, una buena zona donde dormir en Milán | Fotografía de Praiol

Por supuesto que, si optas por alojarte en el centro de Milán, estarás muy cerca de los principales atractivos y podrás moverte a pie, pero no será la más barata. Milán es una ciudad cara, pero aún así hay algunas zonas que son más baratas y que te permiten tener una cierta cercanía con el centro, por tener medios de transporte rápidos y eficientes.

El barrio Lambrate está situado cerca de la estación ferroviaria que lleva su nombre (Stazione di Milano Lambrate) y frente a ella la estación del Metro (línea 2), a la que está conectada mediante un túnel. Los precios son bastante baratos porque es una zona de estudiantes y dispone de una gran cantidad de comercios, tiendas y restaurantes.
Otra posibilidad es en Brera, un barrio residencial donde los precios son levemente inferiores al centro, pero que dispone de una excelente infraestructura hotelera, gastronómica y de tiendas comerciales.

Asimismo, Città Studi es un barrio de estudiantes donde tendrás una buena oferta de alojamiento, pero también encontrarás muchos lugares de divertimento, restaurantes y tiendas comerciales.
A menos que desees salir del hotel y caer en el Duomo, alojarse en algún barrio periférico es una buena opción, ya que el transporte público en Milán es excelente y en pocos minutos estarás en el centro de la ciudad.

Encuentra aquí tu alojamiento en Milán

4. Cómo moverse en Milán

Como moverse por Milán
Tranvía en Milán

En realidad, la mejor forma y la más barata es movilizarse a pie. De todos modos, los servicios de transporte público son excelentes y económicos, lo que te permitirá desplazarte con comodidad. Estos son los cuatro medios de transporte más recomendables en Milán:

  • Metro: El metro de Milán es uno de los más importantes de Europa, dispone de 113 estaciones y cubre una longitud de 96,8 kilómetros. Las diferentes líneas están identificadas con colores y son: rossa (roja), verde, giallo (amarillo) y lilla (lila).
  • Autobús: Milán tiene 80 líneas de autobuses y 4 de trolebuses. Circulan todo el día, por la noche los fines de semana lo hacen desde las 02:00 hasta las 06:00 horas y sus recorridos abarcan zonas a las que no llega el metro.
  • Tranvía: En Milán circulan 18 líneas de tranvías. Lo hacen desde las 04:30- 05:00 de la mañana (según línea) hasta las 02:00-02:30, cubriendo casi toda la ciudad.
  • Taxis: Por supuesto es la opción de transporte más cara (aunque menos que en Florencia, Londres o Amsterdam), pero te servirá de ayuda, cuando te quedes sin medios para regresar a tu alojamiento.

Es muy importante que sepas, que los pasajes no se adquieren en el transporte, debes comprarlo en estancos (tabaccheria) habilitados al respecto y debes convalidarlo en las máquinas. Si no lo timbras podrán multarte hasta en 40 euros.

5. Planifica tu itinerario

Preparar itinerario en Milán

Este es uno de los consejos importantes para viajar a Milán, ya que te permitirá ahorrar tiempo y dinero, lo que redundará en que veas más y gastes menos. Diariamente hazte un itinerario de los lugares que visitarás, teniendo en cuenta cercanía, variedad y costo. Planificar es imprescindible para disfrutar plenamente de tus vacaciones en Milán.

El primer paso es elegir un área o barrio y dentro de ese perímetro marca los objetivos que deseas visitar. En segundo lugar, si existe la posibilidad de hacerlo a pie no lo dudes, ahorrarás muchos euros en transporte. En tercer lugar, si debes utilizar medios de transporte, analiza cuál es el menos costoso y las combinaciones posibles.
Por último, trata de que los lugares que visitarás sean diversos, ya que si conoces solamente iglesias o museos pronto te aburrirás y nunca más en tu vida irás a uno de ellos.

Por ejemplo, si comienzas con el Duomo de Milán, a 280 metros tendrás la Galería Vittorio Emanuele II, luego a 900 metros podrás ver el Castello Sforzesco, a 1000 metros visitarás la Iglesia Santa María delle Grazie para ver “La última Cena” de Leonardo da Vinci y puedes terminar tu recorrido con un aperitivo en el Rufus Cocktail Bar que está a 600 metros.
Como verás en un kilómetro cuadrado podrás conocer cinco bellos lugares, sin gastos de transporte y con una gran variedad de destinos.

6. Qué visitar en Milán

Santa María delle Grazi Milán
Santa María delle Grazi | Fotografía de Giovanni Dall’Orto

Por supuesto que Milán no es solamente El Duomo, la Gallería Vittorio Manuele II, el Castello Sforzesco y la Iglesia Santa María delle Grazie. Podrás visitar la Pinacoteca Ambrosiana, la Pinacoteca di Brera, disfrutar del Parque Sempione, de los jardines de Porta Venezia y también de los Jardines Públicos de Indro Montanelli. No obstante, a pocos kilómetros quedarás maravillado con la belleza del Lago de Como y del Lago de Iseo.

También es aconsejable que veas el Museo del Fútbol de Milán, o el Museo de la Ciencia y Tecnología. Te maravillarás conociendo La Scala de Milán, un edificio de 1776, destruido y reconstruido tres veces y que es un ícono de la ópera mundial.
Debes visitar la Piazza Duomo y subir a la Terraza de la Rinascente desde donde podrán ver el Duomo en panorámica. También desde la terraza del Museo del 900 tendrás unas vistas espectaculares de la Catedral.

En Milán podrás hablar con un hipster sobre comida vegana, ir a ver packs de modelos o atravesar la ciudad en transporte público en pocos minutos. De lo contrario, si estas con coche puedes pasarte horas buscando un lugar donde aparcar. Milán es una ciudad donde nunca te aburrirás, siempre encontrarás algo para hacer. Aprovéchalo.

7. Reserva uno de los tours gratis por Milán

Hacer un free tour en Milán | Fotografía de Daryan Shamkhali

Este es otro de los mejores consejos para viajar a Milán y ahorrar un dinerillo. Si te toca un bello día de sol, qué mejor que hacer un tour por Milán. Para ello cuentas con varios recorridos gratuitos. Solo deberás dejarle una propina al guía (vive de eso) de acuerdo a lo que opines sobre la calidad de su trabajo.
En estos tours no se admiten reservas para grupos de más de seis personas.

  • Tour por la ciudad de MilánIncluye el Castello Sforzesco, visita a la Madonnina en el Duomo, luego Galería Vittorio Emanuele II, terminado en Teatro alla Scala de Milán. El tiempo de duración es de dos horas y media y se realiza solamente en idioma español.
  • Tour de Arte en Milán: Comenzando por la plaza Gae Aulenti, llegar a Puerta Garibaldi, antigua Puerta Comasina, después zona por la cual pasaba el Naviglio della Martesana, luego el barrio de Brera, Castillo Sforzesco, Duomo de Milán, Galería Vittorio Emanuele, terminando en Teatro de La Scala. Dura tres horas y se realiza solamente en idioma español.
  • Tour Milán Histórico: Salida Piazza del Duomo, Galería Vittorio Emanuele II y la plaza del Teatro alla Scala, Piazza Mercanti, Pinacoteca Ambrosiana, Cripta del Santo Sepulcro terminando en la Dársena del Naviglio. En este tour se dará una amplia información sobre la historia de cada uno de los lugares visitados. El tiempo del recorrido es de dos horas cuarenta y cinco minutos. También se realiza en idioma español.

Contratar un tour pago en Milán

No obstante, puedes reservar tours en Milán pagos, de esta manera podrás contar con guías expertos que te contarán cada detalle de los lugares que visites. Algo que es muy importante, es que no perderás tiempo para ingresar a los mismos, ya que las visitas guiadas no deben hacer colas en los lugares de interés turístico de la ciudad.

8. Hacer compras en Milán

Galleria Vittorio Emanuele II | Fotografía de Miguel Ángel Sanz

En Milán podrás comprar ropa de las más afamadas marcas, ya que está considerada como la “capital de la moda”. Diseñadores como Valentino, Prada, Versace, Fendi, Louise Vuitton, Alberta Ferretti, Dolce e Gabbana, Armani, Gucci y tantos otros son algunas de las boutiques que encontrarás en el llamado “cuadrilátero de la moda”.

Ubicado sobre Vía Santo Spirito, Vía Gesú, Vía Montenapoleone, Vía Alessandro Manzoni, via Borgospesso, vía Sant’Andrea, Via della Spiga y Via Sant’Andrea, en el cuadrilátero no solo encontrarás la ropa más elegante y más cara, sino famosas joyerías. Es que en Milán siempre verás gente vestida con refinamiento y buen gusto, ya que es la esencia de la ciudad.

Asimismo, en el barrio de Brera hallarás una gran cantidad de galerías de arte y vinotecas con vinos de primerísima calidad. De todos modos, si tu intención no es gastar un dineral en ropa, dispones de algunas alternativas de igual calidad, pero con precios más accesibles. También podrás aprovechar las rebajas de enero y julio si vas a viajar a Milán en esos meses.
Si te interesa la moda recorre la Corso Vittorio Emanuele II, Corso Buenos Aires y Corso Venezia, donde encontrarás marcas de igual calidad como Zara y H&M a buenos precios.

9. Lugares para ver gratis en Milán

Museo del Risorgimento
Museo del Risorgimento | Fotografía de Marco Plassio

Continuamos con nuestras recomendaciones de ahorro y este es otro de los consejos para viajar a Milán más importantes. En la ciudad hay una gran cantidad de lugares importantes donde tendrás que pagar una entrada. Sin embargo, los turistas desconocen algunas opciones que son gratuitas y también son lugares emblemáticos. Estos son algunos de ellos:

Museos gratis en Milán

  • Museo del Risorgimento: Via Borgonuovo, 23.
  • Museos del castillo Sforzesco: Entrada gratuita martes a partir de las 14:00 horas, de miércoles a domingo de 16:00 a 17:00 horas.
  • Galería de Arte Moderno: Via Palestro 16. Gratuito todos los días a partir de las 16.30 horas, los martes a partir de las 14.00 horas.

Sitios culturales

  • Biblioteca Social Espinasse: Ubicada en Viale Espinasse 99 Milano.
  • UESM: Ubicada en (Universidad Europea de Deportes de la Mente)- (Club de Ajedrez de Milán). Vía Sant’Uguzzone 8.
  • Galleria Carla Sozzani: Ubicada en Corso Como 10.            

Parques y jardines gratuitos en Milán

  • Villa Necchi Campiglio: Ubicado en Via Mozart, 14.
  • El Jardín Botánico de Brera: Ubicado en Via Privata Fratelli Gabba, 10.
  • Parco Sempione: Ubicado en Piazza Sempione, Milan.

Arte callejero

  • Vía Conchetta: Encontrarás obras de Blu y de Ericailcane, conocidos artistas callejeros italianos.
  • Porta Ticinese: Otra zona muy popular de este arte.
  • Piazza Vetra: Un mural de 40 metros que representa 2000 años de historia de Milán.

No te pierdas todas estas oportunidades que te brinda Milán. Tendrás un importante ahorro de dinero y verás cosas de la vida cotidiana de los milaneses.

10. Cómo divertirte en Milán

Vida noctura en Navigli Milán
Noche en Navigli

Milán tiene una agitada y divertida vida nocturna, el barrio de Città Studi, el barrio Garibaldi y el barrio de Isola son claros ejemplos de ello. Para los más jóvenes, el barrio Garibaldi es frecuentado por futbolistas, celebridades y top models.
Normalmente la movida comienza a las 18 horas con algún cóctel, poco más tarde los clubes nocturnos se llenan, la gran mayoría de jóvenes, también los hay para una clientela más adulta. 
Asimismo, encontrarás bares, clubes y discotecas frecuentados por la comunidad LGBT.

Pero el corazón de la vida nocturna de Milán está en los Navigli, verdadera capital de la noche, a la par de Roma o Santorini. Las discotecas están abiertas hasta las 04:00 y escucharás mucha música española y música italiana de moda. Para volver a tu alojamiento no tendrás problemas porque los autobuses los fines de semana funcionan toda la noche

Los italianos son tranquilos y tan solo van a disfrutar y pasarla bien, no les interesa el alcohol en los locales nocturnos. Si quieren emborracharse prefieren hacerlo en residencias y casas particulares.
No te prives de conocer la noche de Milán, te divertirás sanamente y disfrutarás de probar alguna bebida típica como la “Brisa milanesa” un coctel local a base de vodka, vermut Martini rosado, zumo de pomelo, zumo de arándanos, pomelo en gajos y cubos de hielo.

11. Consejos para comer en Milán

Dónde comer en Milán
Restaurante junto al Duomo | Fotografía de Obicà

Sabes que Italia tiene una reconocida fama internacional por su excelente gastronomía. Al viajar a Milán encontrarás cientos de restaurantes, pero… la comida puede caerte mal a la hora de recibir la cuenta. Para que esto no te suceda lo mejor es que le preguntes a la gente local, ya que generalmente las trattorias para turistas son caras.
Antes de comer pasa por algún bar o café y disfruta de un aperitivo, ya que la mayoría de los restaurantes y casas de comidas no abren hasta las 21 horas.

Algunas de las más recomendadas y baratas se encuentran en Navigli, como la Trattoria “Bolognese da Mauro” que tiene excelente pasta italiana y un exquisito tiramisú. En Vía Pompeo Litta y Via Gaetano Donizetti esta Miscusi, un restaurante donde elaboran comida para llevar o puedes consumir en el lugar y es bastante económico.

Debes probar la comida callejera, como por ejemplo Panzerotti Luini, sobre Via Santa Radegonda 16 o la pizza de Spontini a pocos pasos, en Via Santa Radegonda 11, muy cerca del Duomo. No debes dejar de probar las Salumi (salchicha italiana), el Prosciutto di Parma (Jamón de Parma) o el queso Parmeggiano Reggiano acompañado por un vino Prosecco.

12. Prueba un buen aperitivo

Spritz en Milano
Spritz en Milano | Fotografía de Tomasz Rynkiewicz

Viajar a Milán y no disfrutar de un aperitivo es un pecado. La moda del aperitivo milanés nació en los años sesenta del siglo XX. La famosa copa “Negroni” (ginebra, Campari, Martini rosso, hielo y cáscara de naranja para adornar) surgió para atraer a los clientes de Milán, que no acostumbraban a tomar bebidas como aperitivo.

Hoy es una tradición (casi una obligación), pasar por un bar o una cafetería para degustar un aperitivo milanés, que no es solo una bebida, sino que va acompañada por verduras frescas o ensaladas de arroz, salsas, pizzas, embutidos, frutas, dulces y focaccias.
Solo debes ubicarte en una mesa, elegir qué bebida vas a tomar, pagar entre 7€ y 12€ y…a comer. Puedes consumir todo lo que quieras (o puedas), solo cogiendo los manjares servidos en una gran mesa. Es casi como cenar y puedes hacerlo de 18:00 a 22:00 horas.

Las bebidas más típicas (además del Negroni) son el Rabarbaro Zucca (ruibardo, semillas de cardamomo y hierbas curativas) y el Aperol Spritz (aperol, soda, champagne, hielo y naranja para decorar). Sin embargo, si no eres de mucho comer por la noche, con tan solo un aperitivo podrás saciar tu apetito. Quedarás satisfecho, compartirás una tradición del lugar y ahorrarás un dinerillo.

13. Barrio de Navigli, un paseo imprescindible en Milán

Navigli en Milán
Navigli en Milán | Fotografía de Siavash

Conocer este barrio de Milán es casi una obligación, es que este distrito es uno de los más bellos y más visitados de Milán. Es muy fácil llegar, ya que podrás hacerlo en Metro, tranvías y autobuses. Este original barrio está dotado de un sistema que consta de cinco canales que datan de la edad media:  Naviglio di Bereguardo, Naviglio Grande, Naviglio Pavese, Naviglio Martesana y Naviglio di Paderno.

Muy apreciado por su nutrida vida nocturna, te permitirá ver y conocer un sinfín de actividades que disfrutarás plenamente. Por ejemplo, podrás hacer un crucero en barco (por supuesto no es un crucero por el Sena), que te encantará.
¿Quién dijo que solo en
Venecia podrías hacer un paseo en góndola?, en Navigli también puedes hacerlo.

Debes ver los puestos del Mercado Municipal donde encontrarás “de todo”. En Naviglio grande hallarás edificios históricos muy antiguos que podrás fotografiar. Por supuesto, no puedes obviar tomar un aperitivo a la milanesa en alguno de los tantos bares del barrio. No te vayas de Milán sin recorrer el barrio de los Navigli, te fascinará.

14. Cosas que NO debes hacer en Milán

Ticket metro Milán
Nunca tires el ticket del metro en Milán

Quizás uno de los consejos más útiles para tu visita a la capital de la Lombardía debe ser “que no debes hacer en Milán”. Es que algunas veces, por moda, por dichos o por que sí, harás cosas que atentarán contra tu bolsillo y te sentirás arrepentido de haberlo hecho. Pero vayamos a los consejos…

  • No vayas a lugares restaurantes, terrazas y cafés muy turísticos o famosos, te cobrarán un café 7€, lo mismo que un aperitivo con bufet en una cafetería común.
  • Nunca arrojes papeles, latas u otros objetos a la calle. Utiliza los recipientes colocados a tal efecto o guárdalos hasta encontrar dónde tirarlos.
  • En lo posible no hagas compras de marcas afamadas en el centro (a menos que seas adinerado). En las calles laterales comprarás lo mismo, pero más barato.
  • No te muevas en coche. Irás más rápido, pero si dispones de tres horas, tardarás 15 minutos en llegar y dos horas para conseguir donde aparcar.
  • No subas al autobús o al tranvía sin boleto. Este se compra en los estancos (Tabaccheria) identificados con una T. No se compra en el transporte. Al subir valídalo ya que, si no lo haces, te multarán en 40€.   
  • Cuando subas al Metro, no tires el billete. Tendrás que volver a validarlo al salir, por lo que, tenlo a mano cuando salgas.

Ten en cuenta estas indicaciones y ganarás mucho tiempo, dinero y tranquilidad en tu viaje a Milán.

15. Más consejos para viajar a Milán

Consejos para ir a Milán
Consejos para ir a Milán

Cuando visites Milán recuerda estos consejos, ya que te serán de mucha utilidad y podrás disfrutar con tranquilidad y ahorrando bastante dinero que podrás aprovechar en otras cosas importantes.

  • Los boletos para viajes son intransferibles, es decir si compras uno de 10 viajes, podrás validar un solo viaje por vez.
  • El centro histórico tiene Wifi gratuito que se llama Open Wifi Milano.
  • Pese a que Milán es una ciudad segura, cuida tus pertenencias.
  • Aprende algunas palabras y frases en italiano como, por ejemplo: non capisco (no entiendo), Buon giorno (hola formal), per favore (por favor), grazie (gracias), non lo so (no lo sé) y arrivederci (nos vemos luego).
  • En Milán se utiliza corriente de 220 V y 50 Hz, con enchufes redondos igual que en España.
  • Si eres miembro de la Unión Europea no necesitas visado. Si no lo eres busca información en los 15 consejos para viajar a Italia imprescindibles.
  • Si vas a viajar en autobús, recuerda que no paran si no se lo indicas. Debes extender el brazo para que el conductor se detenga.
  • Si tu estadía va a ser de varios días, ten presente que para tener un importante ahorro es conveniente que te proveas de la MilanoCard, ya que te será de suma utilidad.
  • Desde las 14:00 horas a las 16:00 horas la mayoría de los milaneses duermen la siesta, por lo que, las tiendas, los bancos y los restaurantes están casi todos cerrados.

También ten en cuenta que estas muy cerca de bellos lugares, por ejemplo, Florencia y los pueblos de Vernazza, Portofino o la ciudad de Pisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.