• Menú
  • Menú
Cerdeña en 10 días

Ruta en coche por Cerdeña de 10 días: Itinerario completo

Para disfrutar de la isla, hemos diseñado esta ruta en coche por Cerdeña en 10 días, que te ayudará a optimizar los tiempos y visitar la mayor cantidad de lugares posibles. Es una de las islas más bonitas de Italia y la segunda de mayor tamaño del Mediterráneo (sólo superada por Sicilia). Con casi 2000 kilómetros de costas, rocosas en partes y en otras tiene algunas de las playas más bellas de Europa.

Posee impresionantes grutas marinas, antiguas ciudades, bellos viñedos y hermosos bosques casi alpinos y una gastronomía única, como las salchichas de asno, platos con erizos de mar y hasta un queso con gusanos, elaborado con leche de ovejas, el famoso “caso marzu”. Además, es ideal para deportes náuticos, cuenta con un clima templado, hermosas iglesias, ruinas antiguas, restos de construcciones romanas, parajes marinos conservados y aguas cristalinas.

Cuando viajar a Cerdeña

Cuando viajar a Cerdeña

La mejor época para viajar a Cerdeña es de mayo a septiembre, dado que, la temperatura del agua es excelente, hace buen tiempo y no hay mucha gente. Asimismo, aconsejamos recorrerla en coche para no tener que depender del transporte público que es bastante limitado. Además, podrás abaratar costos y de manera complementaria, realizar algunos de los tours con personal especializado, que brinda información en varios idiomas. Esto también te permite alejarte de las zonas más concurridas y alojarte en otras más económicas. Nosotros, como siempre, optamos por los tours de GetYourGuide que les vamos a ir mostrando a lo largo de la ruta.

Cerdeña tiene una extensa red caminera y la mayoría de las playas tienen parking, solo debes tener la precaución de llegar temprano para conseguir lugar. Cuando debas reponer combustible hazlo tú mismo (self-service). De esta manera ahorrarás algunos céntimos por litro y recuerda que, algunas gasolineras solo admiten el pago con tarjetas.
Es muy importante que, antes de el viaje, contrates un buen seguro de viaje o que lleves contigo la Tarjeta Sanitaria Europea. Además, te recomendamos ver estos consejos para viajar a Cerdeña, que harán más simple la planificación de tu viaje.

Llegada al aeropuerto de Olbia y recogida del coche

Ruta en coche por Cerdeña en 10 días
Ruta en coche por Cerdeña

Cerdeña cuenta con cuatro aeropuertos: en Alghero, Cagliari, Arbatax y Olbia, nosotros arribamos a este último, donde nos esperaba un representante de Centauro Rent a Car, que es la empresa donde habíamos hecho el alquiler de un coche, y que nos trasladó sin cargo, desde el aeropuerto hasta la sede de la empresa, ubicada a poca distancia del aeropuerto.

Otro punto muy destacable, es que tienen un sistema de digitalización de documentos, que te permite escanear todos los documentos necesarios antes de hacer el viaje. Cuando llegas a la oficina, solo presentas tu DNI y permiso de conducir, y en solo 5 minutos te entregan el coche. Cumplidos estos trámites, partimos con un coche de última generación, con el que haríamos nuestro roadtrip por la isla.

El alquiler de coches es una de las mejores opciones para recorrer la isla. Si estás pensando viajar por Cerdeña en coche, te recomendamos informarte en la web de Centauro Rent a Car que tiene opciones muy interesantes.

Dado que arribamos a las 19:00 horas y, prácticamente el día había concluido, mientras nos dirigíamos a nuestro primer alojamiento, nos detuvimos a ver el atardecer en Spiaggia Pittulongu, que es la favorita de los habitantes de Olbia. Es una hermosa playa de arena blanca, muy fina, con forma de media luna. Es frecuentada por los amantes del buceo, el windsurf, y el snorkel. Además dispone de bares y restaurantes con vistas a la isla de Tavolara.

Dónde dormir en Cerdeña

Dónde alojarse en Cerdeña
Uno de nuestros alojamientos en Cerdeña

Si bien en la isla hay abundante oferta de alojamientos, en nuestro caso, elegimos y aconsejamos hacerlo en algún AirBnb, dado que, el contar con un coche de alquiler y que deseábamos pasar gran parte de la visita disfrutando de las playas de Cerdeña, hacerlo en un apartamento nos daría la oportunidad de, por ejemplo, preparar bocadillos, llevar juegos infantiles, elementos de higiene, y todo lo necesario para poder pasar un día playero en familia.

Nos alojamos en “La nostra casa in collina“, un AirBnb ubicado en el tranquilo campo de Sassari, rodeado de muchos olivos centenarios y un gran jardín mediterráneo. En esta bella casa totalmente a nuestra disposición, contamos con todas las comodidades. Además, la atención de sus anfitriones Eliana y Gianni fue excelente, con una calificación de cinco estrellas.
Teníamos lugar para guardar el coche, una hermosa parrilla y un extenso parque para que los niños pudieran correr libremente. También jugaron con algunos perritos y gatos muy tranquilos y cariñosos que se hallaban en el lugar. Aquí pasamos las dos primeras noches y luego, de acuerdo a como nos desplazariamos, lo hicimos en otros similares que mencionaremos más adelante.

Día 1: Comienzo de la ruta y Spiaggia Le Saline

Spiaggia Spiaggia Pittulongu © Ilusión Viajera
Atardecer en Spiaggia Pittulongu

Después de haber disfrutado de un atardecer en Spiaggia Pittulongu, estábamos ansiosos por pisar una de las playas de Cerdeña y pasar un día de mar en familia.
Como primer destino de este Cerdeña en 10 días, optamos por la Spiaggia Le Saline. Dispone de un amplio parking gratuito, cosa que en Cerdeña es excepcional, dado que la mayoría de los aparcamientos en las playas son pequeños y caros.

Se trata de una de las playas más grandes de la provincia de Sassari, con arenas blancas y pequeños guijarros. Sus aguas son poco profundas y, como piedras preciosas, tienen un brillante color turquesa, pasando por el verde esmeralda, pero cristalinas como un diamante. Prácticamente pasamos el día sumergido en ella, viendo como a nuestro alrededor especies de peces diferentes nadaban sin cesar. La temperatura del agua no podía ser mejor, ya que nos refrescaba y a la vez era cálida.

Spiaggia Le Saline Cerdeña © Ilusión Viajera
Spiaggia Le Saline

Detrás de la playa existe un pequeño humedal con varias especies de aves, como el flamenco rosado, la garza imperial y el martín pescador. Asimismo, pudimos observar un estanque de sal, donde antiguamente se recogía la sal, y que le da nombre a la playa, quedando como recuerdo del pasado la “Torre Aragonesa”. Con todas las comodidades, dispone de accesos para minusválidos y es posible alquilar tumbonas, sombrillas, patines y botes a pedal. Con varios restaurantes, en uno de los chiringuitos tomamos café por 1,50€ cada uno.

Así transcurrió la jornada y, satisfechos regresamos al apartamento, dando por finalizado nuestro primer día en Cerdeña.

Dia 2:  Spiaggia della Pelosa

Spiaggia della Pelosa
Spiaggia della Pelosa antes del atardecer

Para nuestro segundo día, elegimos una de las playas favoritas de los italianos en Cerdeña: la Spiaggia della Pelosa. Es importante aclarar que, en esta playa, el aforo se limita a 1.500 bañistas diarios. A sabiendas de esto, habíamos hecho la reserva en su sitio web oficial, ya que, durante la estadía en la misma, te será requerido el ticket y si no lo tienes pueden multarte con hasta 500€.

Asimismo, está prohibida la venta ambulante, llevarse conchas y arena, fumar en la playa, el uso de colchonetas, de jabones, detergentes y plásticos. En el año 2017 se implementó una ley donde, sacar arena de la playa está considerada falta grave con multas de hasta 3000€ e incluso prisión.

Es que esta playa de arena blanca o rosada con 300 metros de largo y un ancho que puede llegar a los 60 metros, con la maravillosa vista de la Isola Piana y la Isola Asinara, está considerada como una de las playas más bellas de Europa. Es una excelente zona de buceo y pueden alquilarse tablas de surf y canoas. Pasamos un día inolvidable, en una playa de estilo caribeño en pleno centro de Europa.

Como corolario nos trasladamos a Coscia di Donna, una cala de Stintino, donde realizamos un picnic, con el marco de un atardecer impresionante. Regresamos al apartamento agotados pero felices y, después de comer frugalmente nos fuimos a descansar, ya que, al día siguiente partíamos hacia un nuevo destino.

Atardecer Coscia di Donna © Ilusión Viajera
Picnic al atardecer en Coscia di Donna

Día 3: Un merecido descanso

Nos levantamos relativamente temprano, para trasladarnos a la “pace dei sensi”, que así se llamaba el apartamento que habíamos reservado en Airbnb, para el segundo tramo de nuestra estadía. Como disponíamos de bastante tiempo para llegar (debíamos hacerlo por la tarde), decidimos pasar previamente por Spiaggia Longa, una extensa playa, dividida en dos por un acantilado, desde donde puede tenerse una vista panorámica de ambas.

Tiene un bello paseo marítimo y por detrás de éste hay varios comercios, heladerías y restaurantes, muy cerca hay señales que indican la presencia de senderos naturales por los acantilados.

También dispone de múltiples servicios, como ser: alquiler de hamacas, canoas, sombrillas, motos de agua y material de playa. El agua es limpia y cristalina, y si bien normalmente es poco profunda, nuestra incursión fue desafortunada, ya que la marea estaba muy alta, por lo que, no pudimos disfrutarla. Ante esto aprovechamos para comer y, luego de un pequeño descanso, reiniciamos el viaje hacia el alojamiento en la ciudad de Olbia.

Spiaggia Longa Cerdeña
Spiaggia Longa en Cerdeña

Vuelta a la zona de Olbia

A media tarde arribamos al apartamento, que nos dejó boquiabiertos, ya que se halla sobre una colina con impresionantes vistas al mar, lejos (pero no tanto) de la ciudad y a no más de 10 minutos de la playa más cercana. Cuenta con todos los servicios, la atención de Mario fue óptima y su esposa, para nuestro deleite, habla español a la perfección. Está ubicado en una zona con un Centro Comercial, supermercados, restaurantes y muy cerca de las playas de Costa Esmeralda.

Allí pasamos la tarde-noche, disfrutando de la paz y recargando energía para la siguiente jornada (que sería ajetreada), ya que habíamos contratado con GetYourGuide un intenso tour por La Maddalena.

Dia 4: Tour al archipiélago Della Maddalena

Tour a la Maddalena © Ilusión Viajera
Tour a la Maddalena con GetYourGuide

Después de un delicioso desayuno, preparamos todo lo necesario para pasar el día recorriendo el archipiélago de la Maddalena. Sabiendo que el tour dura aproximadamente siete horas, tratamos de no olvidarnos nada (por supuesto que ganó el viejo axioma: “si tienes que olvidarte algo, seguro lo olvidarás”). Partimos rumbo al Puerto de Palau, dado que, el barco sale todas las mañanas tanto desde el muelle de Palau como del puerto de La Maddalena.

Llegamos al puerto una hora antes de la partida, por dos motivos: primero poder encontrar lugar en el parking, ya que no es fácil hacerlo y segundo para abonar la tasa de embarque. Luego informaremos todo el proceso y aconsejaremos cómo llevarlo a cabo de la manera más práctica y sencilla.

Cumplidos los requisitos de rigor, abordamos la nave, que de más está decirlo, tiene todas las comodidades. Cuenta con un bar totalmente equipado y terraza externa en la parte trasera, delantera y sobre el espacio cubierto de la embarcación, para permitirte viajar sentado al aire libre.

Parque Nacional Archipiélago de La Maddalena

El archipiélago está formado por 7 islas principales, islas menores e islotes (67 en total), siendo la de la Maddalena su isla principal. Un puente la une a la Isola Caprera, donde se halla la casa y la tumba de Garibaldi y las restantes son: Spargi, Santo Stefano, Budelli, Santa María y Razzolli.

Comienzo del tour

El barco zarpó del Puerto de Palau a la hora establecida, y después de andar unos minutos, realizó la primera parada en el Puerto de la Maddalena. Allí, procedió a embarcar a los pasajeros que comenzaban su viaje desde la isla y retomó su camino, esta vez hacia la isla Santa María.

Al llegar a la isla, se detuvo frente a la Cala Santa María, donde tuvimos el primer contacto con el mar, ya que se nos permitió darnos un chapuzón durante aproximadamente 15 ó 20 minutos.

Cala Santa María © Ilusión Viajera
Cala Santa María, en el archipiélago de La Maddalena

Esta isla que, junto con la Maddalena y la Caprera, son las únicas habitadas de manera permanente, se ubica entre las de Razzoli y Budelli, de las que se halla separada por pequeños brazos de mar poco profundos (en algunos casos de no más de 50 centímetros). La cala de no más de 200 metros tiene arena blanca y fina, rodeada por aguas de un intenso color turquesa y absolutamente cristalinas.

Visita a la Isla Budelli

Hecho esto, reanudamos el viaje, esta vez hacia la isla Budelli, donde nos detuvimos por tercera vez, en la Spiaggia dei Cavaliere (también llamada Spiaggia di Porto della Madonna), donde rigen medidas de seguridad, en el sentido que está prohibido el uso de toallas y sombrillas, para evitar que los turistas recojan arena como recuerdo.

Spiaggia dei Cavaliere en La Maddalena
Spiaggia dei Cavaliere

El desembarco se produjo en la parte rocosa de la playa y, para llegar a la arena debimos transitar por un estrecho camino de casi 200 metros de largo que atraviesa un matorral. La arena es suave, y se forman piscinas naturales poco profunda lo que lo hace ideal para los niños. El agua es muy cristalina y fresca y, si vas con un equipo de snorkel, podrás ver una variedad impresionante de pececillos.

Aquí estuvimos 50 minutos y luego ascendimos nuevamente al barco, donde estuvimos otros 40 minutos detenidos para poder comer. Cabe aclarar que en el navío hay amplios lugares con mesas y sillas, donde se puede optar por comprar la comida y la bebida (solo aceptan efectivo), o prepararla en casa y llevarla en recipientes.

Avistamiento de la Spiaggia Rosa

Una vez saciado el apetito, el barco zarpó nuevamente para realizar el avistamiento de uno de los lugares más bellos que se pueda imaginar en Budelli: la Spiaggia Rosa.

Spiaggia Rosa Cerdeña © Ilusión Viajera
Playa Rosa de Cerdeña

Debido a pequeños fragmentos de moluscos, corales y conchas de mar que se acumularon sobre la playa, esta presenta un color rosado, que la hace única. A principio de los años 90 se prohibió el acceso (tanto por tierra, como por mar), dado que se estaba degradando por el exceso de turismo. A partir de 2006, solo se permite ver desde el mar, mediante el uso de botes o barcos autorizados, estando prohibido el desembarco.

La visión es fascinante, ya que el contraste del rosa de su arena y del azul intenso del mar, hace que sea de una belleza indescriptible. Cuando llegues a esta playa, trata de ubicarte en la parte superior del barco, para tener una mejor vista del lugar.

Visita a Isola di Spargi

Después de estar varios minutos, partimos hacia la Isola di Spargi. Durante el trayecto pudimos observar algunas calas de increíble belleza, siempre acompañados de las explicaciones y comentarios de los guías expertos, quienes lo hacen en español, italiano, francés e inglés con un gran profesionalismo.

Nos detuvimos en Cala Granara, donde el barco nos dejó al pie de una de las playas más hermosas de todo el Archipiélago de La Maddalena, que se halla dividida en dos por un promontorio rocoso. Aquí realizamos la parada más extensa de la excursión, ya que tuvimos dos horas de libertad absoluta para permanecer en la playa. Aquí está prohibido encender fuego, recolectar o retirar flora y fauna (terrestre y marina), arena, rocas y conchas.

Cala Granara © Ilusión Viajera
Cala Granara

Esta cala nos proporcionó la idea de estar en una isla tropical, con palmeras y plantas isleñas, en aguas poco profundas, una mar turquesa intenso y con una fina arena blanca. Todo esto con el marco de rocas de extrañas formas, modeladas por la acción del viento y del mar.

Después de 2 horas relajantes en esta cala paradisíaca, subimos al barco y rodeamos la isla Spargi hasta llegar a Cala Corsara, donde hicimos una parada de no más de diez minutos, para poder fotografiar esta increíble playa y para conocer su historia de la mano de nuestra guía.

Última parada en La Maddalena

Después partimos hacia la Maddalena, la que sería la última parada del tour. Durante el camino, vimos la isla de Santo Stefano, Caprera y la roca del oso de Palau desde el barco. Al llegar a La Maddalena nos dejarían una hora para dar un paseo antes de retornar al puerto de Palau que es donde comenzamos el Tour.

Callejones de La Maddalena © Ilusión Viajera
Callejones de La Maddalena

Nosotros aprovechamos y donde nos dejó el barco, la calle principal, tomamos un helado en la Gelateria Gelatisimo, que está en la Via Amendola. Tienen exquisitos helados con precios desde 2 euros, sobre todo el de Nociolla y el de Mango que era muy refrescante.

Luego dimos un paseo por las encantadoras calles de la Maddalena y compramos algunos recuerdos. Hay muchísimas tiendas donde comprar muchos tipos de souvenirs o bares donde tomar algo. El lugar tiene una atmósfera muy pintoresca.

Regreso al puerto de Palau y recomendaciones

Finalmente volvimos a subir al barco donde nos llevaron nuevamente al puerto de Palau, destino final del tour. Cargamos todo en el coche de alquiler y fuimos al alojamiento para darnos una ducha después de un día intenso y agotador, pero donde descubrimos y exploramos una de las zonas más bonitas de Cerdeña.
Agotados, cenamos en el Airbnb, porque una cena al aire libre en el jardín, viendo las estrellas, no tiene desperdicio y nos pareció la mejor opción.

La organización de Get Your Guide es perfecta, pero aquí van algunas recomendaciones que te serán muy útiles:

  • Es conveniente llevar algún equipo de snorkel, sombrillas para utilizarla en las playas autorizadas, calzado adecuado para circular por playas con guijarros y piedras.
  • En caso que no lleves tu propia comida y bebidas, también puedes adquirirlas en el barco.
  • Si vas a dejar el coche en el parking, ve con tiempo y trata de llevar monedas para pagar, por si no funciona la máquina emisora de tickets. Por 7 horas que es lo que dura el tour pagamos 8€ y debes colocar el comprobante dentro del coche, en el parabrisas para que sea visible, caso contrario te podrían multar con 30€.

Día 5: Un paseo por la Costa Esmeralda

Costa Esmeralda Cerdeña © Ilusión Viajera
Vistas de la Costa Esmeralda

Costa Esmeralda es una hermosa localidad sarda. Puede describirse como una mezcla de mar, sol, diversión, espectaculares villas, puertos deportivos, campos de golf y lujo. Ubicada entre el Golfo de Arzachena y el de Cugnana, debe su nombre a las tonalidades de las cristalinas aguas del mar y playas de ensueño. En un paraje con arraigadas tradiciones, una agitada vida nocturna en los bares, restaurantes y tiendas de Porto Cervo, donde lujosos yates se codean con los más encumbrados personajes de la aristocracia y el jet-set internacional.

Comienzo de la ruta

Continuando con nuestra rutina, desayunamos y partimos hacia una de los destinos más bellos de Cerdeña: la Ruta por la Costa Esmeralda.

Mario, nuestro anfitrión nos había comentado de San Pantaleo, un pueblo muy bello que se hallaba en las cercanías del apartamento y a tan solo cinco kilómetros de la costa. Ubicado entre las impresionantes montañas de granito de Pelchia Manna, Sant’Andrea e Pelchia Minori. Repleto de pintorescas tiendas de artesanos llegados de Escandinavia, Alemania, Francia e Inglaterra, que desarrollaron libremente su arte en hierro, madera y cerámica, y que gozan de fama mundial, a tal punto que se exportan a todo el mundo.

San Pantaleo Cerdeña © Ilusión Viajera
Calle principal de San Pantaleo

En nuestra caminata por el pueblo, que recorrimos en poco más de una hora, pudimos admirar las bellas callejuelas y como fondo unas vistas impresionantes de los alrededores, frente a la encantadora plaza la Chiesa di San Pantaleo y un bonito bar.    

En San Pantaleo, también se rodaron en 1976 algunas de las escenas de la película del agente 007. “The Spy Who Loved Me”, en la entrada del pueblo, en la plaza de la iglesia y en la cercana Playa de Capriccioli, en la que el Bond Lotus se interna en aguas del Tirreno.

Spiaggia di Capriccioli

Tocados por la curiosidad, inmediatamente nos fuimos a Spiaggia di Capriccioli, donde dejamos el coche en el parking, con un costo de 1,50€ la hora.
La playa consta de tres secciones: la sección oeste, la sección este y la central. Están rodeadas de matorrales con olivos, lentiscos, enebros y pinos marítimos. Sus playas son de arena fina en un mar azul, custodiado por formaciones graníticas amarillas, rosadas o rojizas y con vistas a los islotes de Costa Esmeralda.

Capriccioli Oeste
Capriccioli Oeste

La del oeste, con sombrillas y chiringuitos, es muy bella, aunque el agua estaba bastante fría y había fuertes vientos. La playa central, es similar a la anterior, pero carece de chiringuitos y sombrillas. Separadas por grandes rocas graníticas, la playa Este, que es la más popular, es como si de pronto nos transportásemos a otro lugar. Allí no había viento, la temperatura del agua era más cálida y su color visiblemente de un turquesa más intenso, con destellos color verde esmeralda.

Capriccioli Este Cerdeña
Capriccioli Este

Ideal para familias con niños, con fondos bajos y arenosos y resguardada del mistral. Justo antes de llegar al agua, entre los árboles, un bar tiene una especie de camas con vista al mar, muy llamativas y exóticas. Las playas están todas interconectadas por caminos entre los matorrales, con calas muy pequeñitas, que solo pueden contener dos o tres personas.

Allí permanecimos aproximadamente hasta las 16:00 horas, cuando decidimos ir a conocer otra de las populares playas de Costa Esmeralda, la Cala Granu Beach.

Spiaggia Cala Granu

Rodeada por lujosas villas y a poco menos de un kilómetro de Porto Cervo, Cala Granu, es una bella playa de arena muy blanca y fina, enmarcada por un mar de tonos verde esmeralda y un azul intenso. Está resguardada del viento, lo que la hace ideal para concurrir con niños. Cuenta con un pequeño parking y en verano tiene bonitas vistas de los veleros fondeados en su costa.

Spiaggia Cala Granu Cerdeña
Spiaggia Cala Granu

Dispone de cafetería y restaurante y se pueden alquilar sombrillas y tumbonas. Si bien es pequeña, ya que no tiene más de 100 metros de largo, está bien cuidada y se encuentran espacios entre las rocas para practicar snorkel. Está en una de las bahías más bellas de Costa Esmeralda y es visitada por famosos personajes de la aristocracia y del jet-set. Estuvimos cerca de una hora y media, pero el agua estaba fría, por lo que decidimos trasladarnos a la cercana playa de Grande Pevero Beach para ver el atardecer.

Grande Pevero Beach

Llegamos en pocos minutos tras atravesar un barrio con bellos y lujosos caserones. Dejamos el coche en el parking y luego descendimos unos 500 metros hasta la playa.

Está en una pintoresca bahía con forma de media luna, es muy extensa y es una de las más exclusivas y glamorosas del mundo. Con arena blanca y fina, tiene unos 300 metros de longitud, bañada por un mar que va del verde al azul, es poco profundo, con una suave pendiente y es totalmente cristalino, ideal para los niños.

Grande Pevero Beach Cerdeña
Atardecer en Grande Pevero Beach

Totalmente equipada con tumbonas y sombrillas está separado por un pequeño promontorio de la Spiaggia Piccolo Pevero su “hermana menor”, que es un espacio de arena, en el que permanecimos admirando el grupo de islotes de Li Nibani, hasta casi las 21:00 horas. Hecho esto, regresamos al alojamiento, donde cenamos en el jardín a la luz de las estrellas, rodeados de paz en familia. Un día perfecto.

Día 6: Despedida de Costa Esmeralda

Desde muy temprano nos preparamos para pasar nuestro último día en Costa Esmeralda, y si bien debíamos abandonar el apartamento al mediodía, Ana María tuvo la gentileza de permitir quedarnos unas horas más, para acoplar nuestros horarios al del que habíamos contratado en Santa María de Navarrese.
Ante esta nueva contingencia, decidimos aprovechar para realizar una breve visita a la Spiaggia di Ira, a Porto Rotondo y Porto Cervo, ya que todos están muy cerca entre sí.

Visita a Porto Cervo

Comenzamos visitando Porto Cervo, un barrio costero famoso por ser la residencia de personajes encumbrados de jerarquía internacional. Adquirió notoriedad y fama, cuando el príncipe Karim Aga Khan IV convirtió este pueblo en un paraíso del turismo internacional de lujo. Su puerto tiene capacidad para 700 amarres y es uno de los mejores equipados del Mediterráneo.

Porto Cervo Cerdeña
Porto Cervo en Cerdeña

El centro es un entramado de callejuelas, con las típicas casas de ventanas y balcones cubiertas de flores, con boutiques y tiendas de las más afamadas marcas. Las colinas linderas están repletas de lujosas villas, es famosa por su vida nocturna y en la zona abundan los restaurantes, hoteles de lujo, bares y discotecas de moda.

Porto Rotondo, un imprescindible de la Costa Esmeralda

Después de un corto paseo, partimos hacia Porto Rotondo, uno de los lugares de turismo internacional más importantes de Europa. Está equipado con hasta 800 amarres y sus iniciadores, Luigi y Nicolò Donàdalle que eran venecianos, le dieron una arquitectura que nos recuerda a Venecia. Aquí se pueden encontrar personalidades famosas y Porto Rotondo compite con Porto Cervo, para lograr el liderazgo de reconocimiento mundial en Cerdeña.

Visita a Spiaggia di Ira

Abandonamos Porto Rotondo y tras pocos minutos de viaje en coche, arribamos al parking (gratuito) de Spiaggia di Ira, una de las mejor calificadas de la Costa Esmeralda. La playa lleva el nombre de la actriz italiana (también famosa como diseñadora de joyas) Ira von Furstenberg, por hallarse cerca de su residencia.

Spiaggia di Ira © Ilusión Viajera
Spiaggia di Ira en Porto Rotondo

Es la playa más importante de Porto Rotondo y cuenta con todos los servicios. Hay un bar y un restaurante, un hotel cercano, y cerca hay varias escuelas de buceo. Se pueden alquilar equipos de vela, windsurf y otros deportes acuáticos. Es ideal para familias con niños (las aguas son poco profundas aquí) y tiene una longitud de 200 metros y un ancho promedio de 25 metros. Además, es de arenas blancas y cálidas aguas cristalinas.

Spiaggia di Marinella

De allí pasamos por la Spiaggia di Marinella, una amplia playa de casi 1000 metros de arena blanca y fina, con un mar cristalino de colores esmeralda, y un fondo arenoso poco profundo que se inclina suavemente, ideal para familias con niños y nadadores menos experimentados. Tiene zonas con sombrillas y tumbonas, un chiringuito totalmente equipado y parking gratuito.

Spiaggia di Marinella en Cerdeña
Spiaggia di Marinella

Realmente es una de las más bonitas de la zona, y allí pasamos unas horas, antes de regresar para buscar nuestra pertenencias y partir al nuevo destino: Santa María de Navarrese, donde también habíamos optado por un AirBnb.
Llegamos a Baunei a la hora de cenar y nos dirigimos a una pizzería cercana al alojamiento: Pizzeria Capitan Morgan Sas Di Atzori Fabrizio, donde pedimos tres variedades de pizzas, llevándose las palmas la llamada “Sardinia”. Una vez comidos, tomamos un helado y nos fuimos a descansar que al otro día nos esperaba un día cargado de emociones.

Día 7: Tour de Baunei en Golfo di Orosei

Baunei Cerdeña
Un rincón de Cala Mariolu, en Baunei

Nos despertamos muy temprano y fuimos caminando hasta el Puerto Marina di Santa Maria Navarrese, que está a unos 500 metros del centro. Desde allí salía nuestro tour en barco a cala Goloritzè y alrededores, en la zona del Golfo de Orosei. Llegamos con bastante anticipación, ya que hay que estar por lo menos 30 minutos antes, para registrarse en la oficina de tours (este trámite es obligatorio), ubicada en el puerto.
En el lugar había un bar, donde nosotros decidimos desayunar ya que teníamos tiempo para hacerlo. Además, e
n caso de tener niños o no saber nadar, te proveen de los correspondientes chalecos.

Llegada la hora de salida, nos subimos a una lancha que traslada un máximo de 10 personas. Es bastante cómoda, y el capitán fue relatando la historia e identificando en inglés, italiano y español, los lugares por los que pasábamos o nos deteníamos.

Recomendaciones para el tour

Si vas a realizar este tour, aquí van algunas recomendaciones que van a serte de gran utilidad:

  • Lleva algunas provisiones para comer y para beber, gafas para sol, sombrilla, protector solar, toallas, escarpines o zapatos de agua y si te agrada el snorkel, un equipo para practicarlo.
Puerto Santa Maria de Navarrese
Puerto de Santa Maria Navarrese

Comienzo del tour y avistamiento de Cala Goloritzè

En el primer lugar donde nos detuvimos unos minutos, fue en Cala Goloritzè, donde recibimos algunas descripciones y explicaciones sobre esta bella cala. Aquí no desembarcamos, pero la belleza de esta cala es indescriptible. A tal punto que Goloritzè fue declarado “Monumento Natural” de Cerdeña en 1993, y después reconocida como “Monumento Nacional Italiano” en 1995.

Cala Goloritzè Cerdeña © Ilusión Viajera
Cala Goloritzè

Visita a Cala dei Gabbiani

Acto seguido, continuamos a la que sería la primera incursión en tierra: la Cala dei GabbianiAllí nos permitieron descender a la playa durante una hora con total libertad. Esta cala fue, sin dudas, la que más nos gustó y la que más disfrutamos, dado que, al arribar a primera hora de la mañana había poca gente.

Cala dei Gabbiani en Cerdeña
Cala dei Gabbiani, en Baunei

El lugar es paradisíaco y el agua es totalmente cristalina y limpia, además, tiene unos tonos azules realmente indescriptibles y se pueden ver cientos de peces cerca de la orilla. Aquí hicimos uso del calzado especial, ya que la playa es de pequeños guijarros y piedras blancas.
El capitán llegó a la hora pactada, subimos a la embarcación y continuamos hacia la que sería nuestra segunda parada durante las próximas dos horas: Cala Biriala.

Arribo a Cala Biriala

Al igual que en la parada anterior, descendimos, y realmente alucinamos con la belleza de esta cala. Había ya bastante gente y el movimiento marítimo era constante, con muchísimos barcos, lanchas y yates llegando constantemente. Está rodeada de inmensas rocas y el agua es muy similar a la de Gabbiani, salvo que te encuentras en la orilla con las hojas que caen de los árboles que la rodean.

Cala Biriala en Cerdeña
Cala Biriala

Aquí también es conveniente utilizar los zapatos de agua y el equipo de snorkel. Podrás contemplar bajo el agua la gran cantidad de pececillos de colores. Además de disfrutar a pleno de la playa, en esta parada aprovechamos para comer unos bocadillos que habíamos llevado, ya que era la hora del almuerzo y nuestro cuerpo lo requería.
Nuevamente con asombrosa puntualidad, llegó el capitán en el horario pactado, para llevarnos a la que sería nuestra última parada: Cala Mariolu.

Visita a Cala Mariolu

Junto a Cala Goloritzè, esta cala es la más popular de toda la zona, y pese a la pandemia mundial, estaba abarrotada de turistas. Al igual que Gabbiani, la cantidad de barcos que llegan a esta Cala es constante. El agua es completamente turquesa y cristalina.

Cala Mariolu Cerdeña
Cala Mariolu, una de las playas más bonitas de Cerdeña

También se puede ver infinidad de coloridos peces y hasta tiene varios sitios para realizar saltos al agua desde las rocas, lo que la hace una de las más divertidas, realzando la inmensa belleza de este rincón del Golfo de OroseiEsta playa también es de piedras blancas como todas las de la zona. Además, es la única que tiene un chiringuito donde poder disfrutar un café, una cerveza o una bebida refrescante.

Es importante aclarar que al adquirir este tour tienes la opción de añadir la visita a la Grotta del Fico, pagando un adicional. La diferencia radica en que, si lo haces, solo podrás disfrutar 30 minutos en Mariolu, dado que, la visita a la gruta insume 60 minutos.

Regreso al Puerto de Santa Maria Navarrese

Pasada una hora y treinta minutos, nos embarcamos para regresar al destino original. Durante el trayecto, pasamos por otras bonitas calas, donde el capitán nos relató los pormenores de cada una de ellas.
Llegamos al puerto a las 18:30, por lo que decidimos ir a merendar y descansar en nuestro alojamiento ya que había sido un día bastante agotador, pero también inolvidable.

Por la noche decidimos aprovechar la cocina del alojamiento y nos hicimos unas deliciosas pastas italianas. Luego salimos a tomar un helado a Mastro Gelataio, una de las heladerías más recomendadas de Santa María de Navarrese y que no nos ha defraudado, ¡los helados son deliciosos!

Día 8: Spiaggia di Porto Giunco y Llegada a Cagliari

Spiaggia di Porto Giunco
Aguas cristalinas en Spiaggia di Porto Giunco

Comenzamos temprano nuestro octavo día dado que, debíamos partir hacia un nuevo alojamiento, esta vez en CagliariPreparamos nuestro equipaje y lo colocamos en el coche, luego nos despedimos de nuestros anfitriones y comenzamos el viaje hacia la capital de Cerdeña.
Como disponíamos de bastante tiempo, decidimos realizar una parada en Spiaggia di Porto Giunco.   

Arribamos al parking y abonamos 7€, que es el costo único y que cubre el día completo de estacionamiento. Atravesamos un sendero, bordeado de eucaliptos por un lado y por la laguna de Notteri por el otro, con flamencos y otras aves. Grande fue nuestra sorpresa, al encontrarnos con una playa tropical en medio del Mediterráneo, que, según los usuarios de Tripadvisor y algunas revistas especializadas está considerada como la más bella de Italia.

Se trata de una playa muy bonita y tranquila. Perfecta para visitar con niños, ya que, está ubicada entre promontorios que son una defensa natural contra los vientos. Prácticamente no tenía olas, el agua estaba a una temperatura ideal, se podían ver una infinidad de peces cerca de la orilla y, a medida que nos adentrábamos en el mar, se veían más y de mayor tamaño. Cuenta con todo tipo de servicios y con chiringuitos a lo largo de la costa. Disfrutamos a pleno de la playa y comimos unas ensaladas.

Llegada a la capital de Cerdeña

Por la tarde seguimos rumbo a Cagliari, donde una vez arribados, nos trasladamos al alojamiento, ubicado a cinco minutos en coche del centro y que, al igual que los anteriores, tenía todas las comodidades, incluso un balcón con vistas a la ciudad y al Castello di San Michele.
Bárbara, la anfitriona, nos hizo entrega del apartamento en perfectas condiciones y nos indicó donde aparcar dentro de la propiedad, ya que estaba incluido en la contratación.

Vistas de Cagliari
Vistas de Cagliari

Ya instalados, realizamos una incursión por la zona del Puerto de Cruceros de Cagliari, al que llegamos en el momento justo, dado que, el atardecer en el paseo poblado de palmeras y la Ruota Panoramica junto al puerto, nos brindó una imagen de postal única e irrepetible.

Puerto de Cagliari
Atardecer en el Puerto de Cagliari

Para coronar nuestro espléndido día fuimos a cenar al restaurante El Sabor Argentino, en Vía Pola 16. Luego, como es nuestra costumbre, fuimos a tomar un helado, en este caso a la famosa Gelatería Peter Pan. Los helados son exquisitos, pero tuvimos que esperar bastante porque había muchísima gente. Después de cenar volvimos al alojamiento para un merecido descanso.

Día 9:  Centro histórico de Cagliari

Centro histórico de Cagliari
Centro histórico de Cagliari

Como de costumbre, comenzamos el paseo temprano, para conocer el centro histórico de la ciudad, que es rica en historia, arte y cultura. Los lugareños llaman al barrio “Casteddu” (castillo en dialecto), por su origen amurallado medieval. No es muy grande y para conocerlo en detalle, nada mejor que hacerlo a pie.

Comenzamos por Porta Cristina, que es el acceso al barrio “Castello” y que conecta directamente Viale Buoncammino con Piazza Independenza. Está dedicada a Maria Cristina di Borbone, esposa del rey Carlo Felice de Saboya. A continuación, nos dirigimos a la Cittadella dei Musei, que se halla entre la Porta Cristina y Piazza Independenza. Fue construido por la Universidad de Cagliari para ampliar la galería de arte y el Museo Arqueológico.

El siguiente paso fue visitar la Porta di San Pancrazio, uno de los símbolos de la ciudad, sobre la que se erige la Torre di San Pancrazio. Fue construida en 1305, como un medio para defenderse de numerosos ataques enemigos y como una entrada a los principales distritos de Cagliari.

Visita a la Catedral y alrededores

Más adelante la Catedral de Santa María de Cagliari (Cattedrale di Santa Maria e Santa Cecilia), construida en el siglo XIII en estilo románico-pisano, luego modificada con estructuras barrocas y finalmente con la fachada actual, de estilo neorrománico. Frente a la catedral está el Antico Palazzo di Città, un edificio histórico que fue la cabecera municipal de Cagliari desde el siglo XIV hasta finales del siglo XIX.

Catedral de Cagliari
Catedral de Santa María de Cagliari

Antes de abandonar el centro histórico, nos dirigimos al Bastión de Saint Remy, construido a principio del siglo XX y dedicado a uno de los reyes saboyanos. Desde su belvedere se obtienen vistas de 360° de la ciudad, desde las montañas del Parque dei Sette Fratelli, hasta el mar y una parte del puerto. Para subir, puedes hacerlo por las escaleras de Piazza Constituzione, o por medio del Ascensore Bastione S. Remy, un ascensor panorámico realizado totalmente de cristal, que se puede abordar en la Av. Regina Margherita.

Bastión de Saint Remy
Bastión de Saint Remy

Acto seguido fuimos a buscar el coche y nos trasladamos al Anfiteatro Romano de Cagliari (“Roman Amphitheatre of Cagliari”). Ubicado en el lado sur de Viale Buoncammino, data de fines del siglo I y principios del siglo II d.C. Es el monumento público más importante de la época romana y se halla insertado en un valle natural del Cerro de Buon Cammino.

Anfiteatro de Cagliari
Anfiteatro de Cagliari

Horarios del anfiteatro

El anfiteatro abre todos los días excepto el lunes. Del 1 abril al 31 octubre el horario es desde las 9.30 a las 13.30, y de 15.30 a las 17.30; mientras que del 1 de noviembre al 31 marzo de 9.30 a las 13.30 y el Domingo desde las 10.00 a las 13.00.

Hecho esto, regresamos al apartamento, para recuperar fuerzas, ya que nuestro último día en la isla, queríamos dedicarlo a conocer la Spiaggia di Tuerredda, que se encuentra a 60 kilómetros de Cagliari.

✓ Otra buena opción es recorrer la ciudad con este tour de 2 horas en bicicleta acompañados de un guía.

Dia 10: Spiaggia di Tuerredda y despedida de Cerdeña

Spiaggia di Tuerredda
Spiaggia di Tuerredda

Ubicada entre Capo Malfatano y Capo Spartivento, es considerado uno de los mejores sitios de buceo en Cerdeña. Al llegar a esta playa, seguramente te encuentres con un cartel que dice PARKING COMPLETO, pero te aconsejamos evitarlo y seguir hasta la entrada del parking. Allí te dirán que, si hay sitio, pero tienes que apuntarte en una lista de espera (en caso de que el aforo de la playa esté lleno). En nuestro caso, el aforo estaba lleno y teníamos 8 personas adelante.

Nos apuntamos en la lista de espera y nos permitieron ingresar al que hoy es el Parking de playa más caro de toda la isla (8€ el día). Es importante saber que el parking cierra a las 20:00 horas, por lo que debes retirar el coche antes de esa hora para que no te cierren las puertas.

Spiaggia di Tuerredda, un paraíso sardo

La playa consta de unos 500 metros de longitud, con una singular forma de doble arco. La arena es clara y muy fina, de color blanco, y se asoma a un sugerente mar cristalino. El verde esmeralda de la orilla se encuentra con el azul intenso del fondo marino, allí donde el mar se hace más profundo.

Justo en frente hay una pequeña isla a la que se puede llegar nadando, donde hay una torre (de ahí el nombre de Tuerredda). El fondo marino es arenoso y rico en fauna marina, está resguardada del mistral y el mar casi siempre está en calma. Es perfecto para largos y relajantes baños o para hacer snorkel.

Agua de Spiaggia di Tuerredda
Agua cristalina en Tuerredda Beach

Dispone de todos los servicios como establecimientos de baño, alquiler de canoas y botes a pedales. Tiene un amplio estacionamiento de pago también para autocaravanas, una zona de sombrillas y tumbonas, bares y restaurantes cercanos. El agua en esta playa es algo más fría que en otras zonas de la isla, de hecho, era una de las más frías. Sin embargo, su color tan intenso y su transparencia te invitan a tomar baños en todo momento.
Los últimos momentos de este Cerdeña en 10 días, los pasamos en esta playa y volvimos al alojamiento ya que al otro día debíamos hacer entrega del coche y teníamos nuestro vuelo hacia Roma.

Para la cena, decidimos comer en el patio del alojamiento a la luz de las estrellas, razón por la cual ordenamos una pizza a RED Pizza&Food, ubicada a 500 metros del apartamento.

Día de partida

Alquiler de coche en Cerdeña en 10 días
El coche que alquilamos en Centauro Rent a Car

Después de cumplir con el rito diario de desayunar, comenzamos con la tarea de recoger nuestras pertenencias. Luego colocamos las maletas en el coche y casi al mediodía partimos hacia la oficina de Centauro Rent a Car Cagliari, para hacer entrega del coche que habíamos alquilado. Una vez allí, los representantes de la empresa verificaron el estado del vehículo, cosa que se realizó en no más de diez minutos.

Nos reintegraron los 99 euros que habíamos dejado en garantía para combustible, dado que hicimos entrega del coche con el depósito de combustible lleno, tal como lo habíamos recibido. Una vez completada la documentación y hechas todas las revisiones, personal de la empresa nos trasladó al aeropuerto de Cagliari. Allí abordaríamos el vuelo a nuestro próximo destino: Roma.

Ansiosos por el viaje a la “Ciudad Eterna”, pero tristes por abandonar una de las islas más bellas del mundo, pasamos una docena de días de maravilla. ¡Hasta la vuelta Cerdeña, gracias por tu hospitalidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios