• Menú
  • Menú
Que ver en Peñíscola

10 cosas que ver y hacer en Peñíscola imprescindibles

En esta guía sobre que ver en Peñíscola, te enseñaremos algunas de las razones por las que tienes que visitar este destino al menos una vez en la vida. Ubicada en la costa norte de la provincia de Castellón, junto al mar Mediterráneo, es una de las ciudades más bonitas de España. Con una historia cargada de cultura, buena gastronomía y arte, esta ciudad marinera y medieval, está rodeada de tierra fértil llena de cultivos y posee tanto agua dulce, como salinas, y un estratégico puerto comercial. Presidida por un impresionante castillo templario, es un destino con turismo de sol y playa, un extraordinario entorno natural y una gastronomía dominada por los arroces, pescados y mariscos frescos, y tiene además, un sinfín de hermosos lugares para visitar.

Posee uno de los cascos antiguos más bellos de España y de Europa, con estrechas callejuelas empedradas, bordeadas de pintorescas casas blancas abarrotadas de coloridas flores. Allí descubrirás lugares históricos como el Castillo de Peñíscola, las Murallas o el Faro. Si eres amante del senderismo, ve a la Sierra de Irta donde hallarás varias rutas y luego puedes bañarte en alguna de las preciosas calas y playas, ubicadas a sus pies, frente a las Baleares. ¡Empecemos!

1. Callejear por el casco antiguo de Peñíscola

Casco antiguo - Que ver en Peñíscola
Callejuelas del Casco antiguo

Al llegar a Peñíscola, te sugerimos, antes de visitar a fondo los principales monumentos históricos, que realices una caminata para tener un panorama general del casco antiguo. Para ello hemos diseñado un breve, pero completo recorrido. Este daría comienzo en el Castillo de Papa Luna, del que nos ocuparemos luego, seguidamente pasarás por el Faro, para pasar después por la Casa de las Conchas, un pintoresco edificio con la fachada totalmente llena de conchas autóctonas.

Más adelante arribarás al, Museo de la Mar, que dispone de tres pequeños acuarios con las especies marinas más conocidas de la zona y, si tomas la calle Mayor, esta desemboca en la Plaza del Mercado. Continuando por la misma calle pasarás por la Parroquia de Santa María y frente a ella la Plaza de Ayuntamiento. Por último, podrás ver el Parque la Artillería y la ermita Nuestra Señora de la Ermitana, llegando al punto de partida del paseo por el casco histórico de Peñíscola. Esta zona es una de las principales para encontrar alojamientos en Peñíscola.

2. Disfrutar el Parque Natural de la Sierra de Irta y sus playas

Vistas de la Sierra de Irta
Vistas de la Sierra de Irta

Castellón es una de las zonas más montañosas de España y se sitúa entre los municipios de Peñíscola, Alcalá de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis.  Declarado Parque Natural desde el año 2002, es uno de los pocos sitios donde podrás disfrutar tanto del mar Mediterráneo como de la montaña y tiene una extensión de 12 kilómetros. La Sierra de Irta es un macizo montañoso con una altura máxima de 572 metros, con muchos bosques y edificaciones árabes medievales.

Al encontrarse tan cerca del mar, cae repentinamente dando lugar a cornisas y acantilados que finalizan en hermosas calas y playas. Podrás gozar de rutas de senderismo y bicicletas, extraordinarias vistas, como, asimismo, de las bonitas playas y calas. A lo largo del parque, entre Peñíscola, Alcossebre, Alcalá de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis, podrás encontrar cientos de alojamientos que van desde casas con piscina, hasta campings, apartamentos, hoteles, hostales, villas y casas rurales.

3. Recorrer el Castillo del Papa Luna

Vistas de Peñíscola y su Castillo
Vistas de Peñíscola y su Castillo

Otro de los lugares que debes ver en Peñíscola es su emblemático castillo. Unida a tierra firme por una lengua de arena, el Castillo Templario-Pontificio de Peñíscola es una fortaleza amurallada que se halla en la parte más alta del peñón en el que se erige la ciudad. Pese a que una cuarta parte fue destruida, la que se halla en pie, está en perfecto estado de conservación. Tiene tres puertas: San Pedro (Sant Pere), Fosc o de Felipe II y la puerta de Santa María, y en 1931, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional.

Situado sobre el mar Mediterráneo, tiene una altura media de veinte metros, un perímetro de 230 metros y está ubicado a 64 metros sobre el nivel del mar. Esta construido con una arquitectura gótica, estilo cisterciense y un manifiesto carácter románico puro. Fue la residencia del Papa Benedicto XIII y en su entrada se hallan el cuerpo de guardia, las caballerizas, el aljibe, las mazmorras y el Zaguán. Se halla rodeado por los hermosos jardines de artillería, desde donde podrás visitar las estrechas calles del casco histórico, llenas de comercios y una profusa vida activa.

4. Visitar el Parque de Artillería

El Parc d’artilleria, era lugar donde se encontraban instaladas las piezas de artillería que servían de defensa del Castillo del Papa Luna, actualmente es un jardín botánico repleto de palmeras, flora originaria del Parque Natural de la Sierra de Irta, olivos y lavandas. Al estar en el lugar más alto del peñón, se puede observar toda la Bahía de Peñíscola y las vistas que se ofrecen, de una belleza inusual, son desde la playa norte de Peñíscola y el Mar Mediterráneo bañando las murallas de la fortaleza de la Ciudad en el Mar.

Asimismo, se llevan a cabo exhibiciones de aves rapaces, que expertos instructores presentan en un ambiente exótico y medieval, para regocijo de los asistentes al evento. Después de visitar el parque, podrás disfrutar de la gastronomía peñiscolana, dado que, en los alrededores, una gran cantidad de restaurantes y tabernas ofrecen diariamente menús típicos, basados en arroces, carnes y pescados.

5. El puerto y la llegada de los barcos de pesca en la Lonja

Puerto de Peñíscola
Puerto de Peñíscola

Ubicado en el sur del peñón, el puerto pesquero dispone de una gran cantidad de barcos protegidos del oleaje por un gigantesco espigón. En el puerto podrás conocer la tradición pesquera, visitar sus embarcaciones, viendo como se preparan los artilugios de pesca e ilustrarse de cómo distinguir el pescado de calidad y las especies propias del Mediterráneo. Verás barcazas a remos, tinajas para la captura del pulpo, boyas y enormes barcos de arrastre. Lamentablemente la ancestral tradición de subasta de pescado a grito pelado se ha perdido, dando paso a la compra de manera electrónica y poniendo fin a una práctica centenaria.

Al otro lado del puerto pesquero, se halla el puerto deportivo, que alberga yates, lanchas, veleros y kayaks, contando con 75 amarres. Asimismo, entre el puerto y la playa sur, durante el verano, se habilita una feria con atracciones mecánicas, puestos de copos de algodón y “hot dogs”.

6. Un rincón de cultura en la Librería ‘La Templanza’

Sí quieres pasar un rato agradable y tranquilo; muy cerca del castillo, la Librería La Templanza, es un espacio sociocultural en el que podrás hallar libros y películas de segunda mano, discos de vinilo y artículos de decoración. Los amantes de la lectura pueden pasar el tiempo que quieran leyendo libros de todo tipo, cómics y literatura clásica. Orientado al ocio y las expresiones culturales, allí podrás hacer un alto en la vorágine de la ciudad, para departir con otros visitantes, comentar algún texto, hacer una partida de ajedrez u hojear tus libros preferidos.

La librería “La Templanza” es un verdadero punto de encuentro para los amantes de las letras, la música y los juegos de mesa y a la vez te brinda la oportunidad de realizar la compra o canjear algún texto. Se trata de un local de 3 plantas, en el que podrás desarrollar muchos proyectos y actividades. Además, cuenta con una sala multiusos, donde poder hacer talleres, conferencias, cine y una zona de restaurante, en el que cada jornada cocinará uno de los socios para el resto, compartiendo recetas y experiencias al estilo asociación gastronómica.

7. La Casa de las Conchas, uno de los lugares más bonitos que ver en Peñíscola

La famosa Casa de las Conchas

Uno de los mayores atractivos que puedes ver en Peñíscola, es la curiosa y pintoresca “Casa de las Conchas”. Este edificio se halla en el casco antiguo, y ofrece al viajero una bella fachada realizada totalmente en conchas obtenidas por un matrimonio afincado en la ciudad. Compuesto por Timoteo, Justa y sus 3 hijos, fueron ellos quienes la construyeron con los ahorros que obtenían como guías de turismo, y luego invertían parte de esos ahorros cambiándole a los marineros los caparazones por tabaco. Utilizando conchas autóctonas, dotaron el frente de la casa de ventanas arabescas y del escudo del Papa Luna, convirtiéndola de esta manera en uno de los símbolos de la ciudad.

Está situada en la calle Faraones N° 11, y no podrás sustraerte de sacarte una foto con la casa de fondo. Construida entre 1950 y 1960, fue finalizada en 1961. En la actualidad, no se puede visitar en su interior, dado que pertenece a un particular.

8. Concurrir al Santuario de la Virgen de la Ermitana

Adosada al castillo, en el punto más alto del peñón, el Santuario de la Virgen de la Ermitana, es muy importante para la gente del municipio. Fue construida por Sancho de Echevarría, gobernador militar de Peñíscola entre 1708 y 1714 y está enmarcada con el escudo de Felipe V de España. Las fiestas patronales de la Mare de Déu de l’Ermitana, que se celebran cada 8 de septiembre, han sido declaradas de Interés Turístico Nacional, su adoración viene de tiempos remotos y es punto de reunión y convergencia de la auténtica alma peñiscolana.

Su arquitectura es en estilo barroco y destaca especialmente por su cúpula revestida de azulejos multicolores, que puede verse casi desde cualquier punto de la ciudad. En su interior, de planta de cruz latina con dos capillas a cada lado, se halla la imagen de la Virgen de la Ermitana. Sin duda, es otro de los lugares imprescindibles que ver en Peñíscola.

9. Probar la gastronomía de Peñíscola

Gastronomía - Que ver en Peñíscola
Mariscos, una especialidad de Peñíscola

Influenciada por su calidad de ciudad marinera, Peñíscola tiene una gran variedad de platos cuya base son los mariscos y pescados, además de la fama que gozan sus guisos y arroces. Por lo tanto, no puedes irte sin probar los manjares que los lugareños preparan con tanto amor y arte en sus cocinas. Estos son algunos de los manjares más famosos de Peñíscola:

  • All i pebre de anguila: Se trata de un guiso de anguila con patatas, que se acompaña con una salsa de ajo y pimentón dulce. También pueden utilizarse otros pescados como por ejemplo el rape
  • Mariscos: En Peñíscola hallarás frutos de mar recién cosechados, con los que los chefs preparan al vapor, con arroces, con salsa de escabeche o romesco y que incluyen coquinas, mejillones, galeros, langostinos y especialmente cañadillas (“caragols punxents”).
  • Suquet de pescado: Se elabora con pescados o mariscos en un potente caldo, que se cocina lentamente para que las piezas se deshagan en la salsa, se acompañan con patatas y está considerado un menú de alta gastronomía.
  • Arroces: Es mundialmente famosa la paella a la valenciana, pero si pruebas la que se prepara a la leña, en Peñíscola comerás la mejor paella del mundo. Además, entre las recetas arroceras están el arroz negro hecho con sepia y tinta de calamar y el arroz a la marinera preparado con pescado y marisco.

10. Realiza un crucero, una excursión o un tour

Si quieres realizar un crucero tendrás varias opciones:  menos de 5 km fáciles, a los criaderos de ostras y mejillones, excursión a las Islas Columbretes, mini crucero por la bahía, etc. En cuanto a los tours, podemos destacar el tour guiado del castillo y parque de Artillería, pasando por el lugar de rodaje de “Juego de Tronos”, un tour privado por Peñíscola y un Free tour por Peñíscola. Respecto de las excursiones podrás realizar la Excursión a las cuevas de San José, excursión al delta de Ebro y paseo en barco, etc.

Si dispones de tiempo, es importante que realices alguna estas actividades, que son brindadas por diferentes empresas, y que podrás escoger de acuerdo a tus preferencias, necesidades y presupuesto.


Pero, además de estos consejos, lo más importante es que disfrutes de la belleza incomparable que te brinda Peñíscola, que puedas gozar con su exquisita gastronomía y la calidez humana de los peñiscolanos, en un viaje que te resultará inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *