2000
EspañaOviedo

10 cosas que ver y hacer en Oviedo imprescindibles

En esta guía de lugares que ver en Oviedo, descubrirás la capital del Principado de Asturias, que se encuentra situada a 227 metros sobre el nivel del mar, y es el centro comercial, religioso, administrativo y universitario de la región. Ubicado a 60 kilómetros de la Cordillera Cantábrica y a 30 kilómetros del Mar Cantábrico, cuenta con varios palacios: Palacio de Velarde, Palacio del Marqués de San Feliz o del Duque del Parque, el Palacio de Camposagrado, Palacio de Valdecarzana y otros.

Entre sus monumentos destacan: la Catedral de Oviedo y la plaza Alfonso el Casto, Santa María de Bendones, Santa María del Naranco, el Mercado y la plaza de Fontán, la Plaza de la Constitución, el Ayuntamiento, el Museo Arqueológico, las estatuas y cientos de atracciones. Dijo Woody Allen: “Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada”.

1. Catedral de Oviedo

Para comenzar esta guía de cosas que ver en Oviedo, no hay mejor sitio que la Santa Iglesia Basílica Catedral Metropolitana de San Salvador de Oviedo (tal su nombre completo). Es un edificio de estilo gótico (del siglo XIII), edificado sobre los restos de la catedral anterior del siglo IX. Alberga la Cruz de la Victoria, enarbolada por Don Pelayo y símbolo de Asturias, y la Cruz de los Ángeles, símbolo de Oviedo. Desde aquí Alfonso II el Casto, partió en el año 834 hacia el sepulcro del Apóstol Santiago, dando origen al Camino de Santiago («camino primitivo»).

Abonando 5€ de entrada puede visitarse la famosa Cámara Santa, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La catedral se halla ubicada frente a la Plaza de Alfonso II El Casto, desde allí se obtiene la mejor panorámica de la fachada principal de la Catedral y un poco más allá la torre gótica del Monasterio de San Pelayo.

2. El Mercado y la Plaza del Fontán

El Fontán en Oviedo
El Fontán

La Plaza del Fontán, es uno de los rincones con mayor encanto del Casco Histórico de Oviedo. Son llamativas sus centenarias casas con soportales en la parte baja y sus coloridas fachadas llenas de flores. La zona donde se encuentra era una laguna, y su nombre deriva del manantial que lo abastecía de agua (fontán, en asturiano, designa a un manantial en forma de charca). Como era frecuentado por la nobleza ovetense, los campesinos concurrían para vender los productos (leche, verduras, quesos, gallinas, etc), sumándose luego cesteros, carpinteros, herreros y otros artesanos, dando origen al Mercado de Oviedo, que actualmente se desarrolla los jueves y los domingos.

En la plaza puede verse la escultura de «La Bella Lola», de Carmen Fraile y funciona la Biblioteca Pública «Ramón Pérez de Ayala», la más grande de la ciudad. Además, los fines de semana se transforma en uno de los mejores lugares de Oviedo para tomar una sidra o el clásico vermú. El Mercado del Fontán está abierto de lunes a viernes de 8:00 a 20:00h y los sábados en horario matinal, de 8:00 a 15:00h.

3. Campo de San Francisco

Parque San Francisco

Ubicado en el centro de la ciudad, el Campo de San Francisco es el pulmón verde de Oviedo. Habitado por viejos robles con una edad estimada de unos 300 años o el árbol más alto de Oviedo, un plátano de sombra de más de 40 metros de altura, también se encuentran pavos reales, y cerca del estanque algunos ejemplares de cisnes. Entre las edificaciones hallarás el Quiosco de la Música y el viejo templo de San Isidoro.

Es un buen lugar para sentarse y relajarse, degustar un helado o deleitarse con unos buenos churros. Podrás cruzarte algunos barquilleros, recuerdo de un pasado que persiste solo en algunos pocos lugares de España. Cada hora (si tienes la suerte de estar en el parque), escucharás el reloj del edificio de la antigua Cajastur (hoy Liberbank), interpretando el himno de Asturias con su carrillón. Además, aquí se encuentra la reconocida estatua de Mafalda, con la que podrás tomarte unas bonitas fotografías, junto a una de las estatuas más históricas que puedes ver en Oviedo.

4. Teatro Campoamor

Inaugurado en 1892, el Teatro Campoamor es el epicentro cultural de Oviedo. Situado a pocos metros de la calle Uría, la principal arteria de la ciudad, acogió a grandes maestros y divas de la lírica, como José Carreras, Montserrat Caballé y Luciano Pavarotti, entre otros. Escenario de la entrega de los Premios Princesa de Asturias, uno de los más importantes del mundo, tiene lugar la gala, donde la alfombra roja es la pasarela que conduce a la gloria de quienes reciben el galardón.

Es imponente su imagen señorial y elegante, tanto en lo externo como en su interior, que cuenta con 1442 localidades, con espectaculares butacas color bermellón, dispuestas entre la Sala Principal, los palcos y el anfiteatro. Párrafo aparte merece la gran lámpara del teatro, una araña de lágrimas de cristal y cuerpo de bronce de 900 kilos de peso.

Inaugurado con el nombre de Nuevo Teatro, en 1909 fue rebautizada con el nombre de Teatro Campoamor, en honor al gran poeta asturiano Ramón de Campoamor, que en uno de los versos de su poema “La Traición”, dice: “Y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal con que se mira”, inmortalizando la frase.

5. La calle Uría, un paseo obligado

Calles del Centro de Oviedo

Esta es la principal y más importante arteria comercial que puedes ver en Oviedo. En la calle Uría se hallan las principales franquicias de moda y es el lugar perfecto para ir de compras en la ciudad. Con amplias aceras y preciosos edificios art decó y barrocos, en ella se encuentran las principales cadenas y tiendas, como también cafeterías, bares, restaurantes y pastelerías.

Entre los edificios, la Estación de Trenes de Oviedo, con sus dos torres laterales y su singular reloj de aguja, es lo que marca el final de la vía. La Casa Blanca, representa lo mejor del art decó, y fue construida en 1932. Las Casas del Cuitu, de estilo moderno, es un edificio formado por un conjunto de cuatro casas. Entre las firmas más conocidas de la calle Uría, encontrarás, Pull and Bear, Oysho, Zara, Sprinfield, Women Secret, Carolina Herrera, Purificación García y Kiko, entre otras. Por supuesto que hallarás un clásico como El Corte Inglés y las pastelerías más típicas de Oviedo. Un paseo obligado e imprescindible.

6. Calle Gascona, el Bulevar de la Sidra

Conocida como el bulevar de la sidra, la calle Gascona es el epicentro de las sidrerías (en Asturias, reciben el nombre de «chigres»), y donde hallarás más de una docena de establecimientos en tan solo 200 metros. Los chigreros son unos auténticos artistas, capaces de escanciar sidra en 6 o más vasos a la vez (escanciar significa decantar, verter o servir el contenido de una botella en un vaso o copa).

Esta técnica, tiene como fin que la sidra se agite y se airee, para que su gas carbónico natural potencie el aroma de la bebida. El «culín» (se dice así porque es una pequeña cantidad de sidra vertida en el fondo del vaso) debe beberse de un solo trago, ya que, de no hacerlo, las burbujas desaparecerán rápidamente y perderá parte de su sabor. De esa manera la calle Gascona es el mejor lugar para ir a tomar «unos culines» de sidra y a «picar algo» de la gastronomía asturiana.

Cuando arribes al cruce de Gascona y la calle Foncalada, podrás observar la Fuente de Foncalada, un manantial natural, considerado el monumento civil en uso contenido más antiguo de España. Vale la pena desviarse 10 minutos para ver este monumento histórico-artístico de gran importancia para la historia de Oviedo.

7. El Monte Naranco, uno de los mejores lugares que ver en Oviedo

Vistas desde el Monte Naranco - Que ver en Asturias
Vistas desde el Monte Naranco – Que ver en Asturias

Con una altura máxima de 650 metros, el Monte Naranco se alza más de 300 metros por sobre la ciudad de Oviedo. Al igual que el Valle del Naranco, en Riaño, debería su nombre al prefijo de origen indoeuropeo «Nar», que tiene un significado hidrográfico, agua y abundancia de arroyos. En el «Picu del Paisano», (la cima del Monte Naranco) se encuentra el área recreativa del Naranco, desde donde pueden obtenerse las mejores vistas panorámicas de Oviedo y de casi todo el municipio y, si el día es claro, se puede llegar a ver gran parte del centro de Asturias.

Además, en la cúspide se halla el Sagrado Corazón de Jesús, una gigantesca escultura de Cristo con los brazos extendidos, como protegiendo a la ciudad de Oviedo. En su base está empotrada la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias, de 35 metros de altura. Para subir existe un sendero, que pasa junto a la Fuente de los Pastores, donde se puede beber el agua más limpia y fresca de la urbe. Al Cristo se puede llegar en coche perfectamente y hay sitios para aparcar.

8. Visita las iglesias Prerrománicas

Emblemática iglesia Prerrománica

Si visitamos el Monte Naranco, en la ladera sur, nos encontramos con Santa María del Naranco, el edificio más famoso del prerrománico asturiano. Aunque en un principio no fue una iglesia, sino que formaba parte del conjunto palacial del rey Ramiro I, (de allí que se llame estilo «ramirense»), fue construido en el año 842. Fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1985 y, desde 1150 ya se lo registra como templo de Santa María.

Dedicada a San Miguel Arcángel, y, a tan solo 200 metros de la primera, se halla, la iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo (Sanmiguel de Liño), también construida por el rey Ramiro I. El conjunto palacial del monte Naranco constituye una de las obras más importantes de todo el arte prerrománico europeo, ya que la genialidad del arquitecto que las diseño, se apartó de las técnicas que se utilizaban en esos tiempos, logrando un desarrollo único, que no fue usado hasta 100 años después.

Ya más cerca del centro de Oviedo, se encuentra la Iglesia de San Julián de los Prados, también conocida como Santullano. Fue construida por Alfonso II el Casto entre los años 812 y 842, siendo la iglesia de mayor tamaño que se conserva de todo el prerrománico español.

9. Los museos de Oviedo

Para los amantes de la cultura y de las artes, no podemos pasar por alto, la visita a los museos de Oviedo. Dueño de una gran historia y tradición, Oviedo es poseedor de una riqueza artística, haciendo que ver sus museos sea un paso casi obligatorio en tu viaje a Oviedo. Aquí va una pequeña reseña, de algunos de los museos que debes conocer imprescindiblemente de la capital asturiana:

· Museo de Bellas Artes

Ubicado en tres de los históricos palacios de Oviedo (el Palacio de Velarde, la Casa de Oviedo-Portal y la ampliación en la Casa de Solís-Carbajal), fue inaugurado en 1980, y en él se encuentran joyas artísticas de Picasso, Goya, el Greco, Dalí, Sorolla o José de Ribera, entre otros. Tiene una muestra permanente de 800 obras, aunque su patrimonio es de 15.000 piezas, que incluyen una excelente colección de pintura italiana y flamenca, como asimismo, de artistas asturianos.

· Museo Arqueológico de Asturias

Ubicado en el antiguo monasterio benedictino de San Vicente, el Museo Arqueológico de Asturias. Es gratuito, y en él encontrarás piezas de la Prehistoria, la Cultura de los Castros, la Romanización, el Prerrománico Asturiano, el Románico y el Gótico. El edificio de tres plantas del siglo XVI, muestra las diferentes etapas de la evolución, hasta la Edad Moderna, brindando muestras de la Etnografía asturiana, armería y numismática española. Tiene una sala, dedicada a los monumentos del Reino de Asturias y a las cuevas prehistóricas con arte rupestre.

· Museo de la Iglesia

Ubicado en la parte superior del claustro de la Catedral de Oviedo, encontramos el Museo de la Iglesia, donde se exhiben todo tipo de objetos religiosos, una colección que conserva muchos siglos de historia de la religión. Consta de un vestíbulo y siete salas, ofreciendo al visitante una amplia gama de objetos de las distintas manifestaciones del arte sacro.

10. Las estatuas de Oviedo

Escultura La Lechera - Que ver en Oviedo
Escultura de «La Lechera»

Repartidas por toda la ciudad, más de 120 estatuas llenan las calles de Oviedo. Desde personajes del mundo de las artes, del mundo literario, científicos, animales, protagonistas de historieta y más de 30 esculturas de mujeres, lo que habla del respeto y admiración de los ovetenses a la figura femenina.

Entre ellas destacan las siguientes esculturas: «La Encarna con Chiquilín», «Rufus El Perro Callejero», «Mavi», «Esperanza caminando», «La torera», «Mafalda» (igual a la que está en el porteño barrio de San Telmo en Buenos Aires), «Maternidad», «Woody Allen», «Culis monumentalibus», «Asturcones»,  «La bailarina», «La Maternidad» (una obra de Botero que presenta una mujer sentada con un niño sobre uno de sus muslos, que mide casi dos metros y medio, y pesa 800 kilogramos), «Mujer sentada», «Vendedoras del Fontán», «La Regenta» y un sinfín de obras que es una de las mejores cosas que ver y hacer en Oviedo con niños, en pareja, con amigos o en solitario.


Por todo esto Oviedo es una de las  más bonitas ciudades de España. Perfecta para tomarse unos días de «relax», en un ambiente agradable y tranquilo, que la convierten en una urbe ideal para disfrutar de un merecido descanso, sin renunciar a las comodidades cotadinas y con la calidez de los ovetenses.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte