10 cosas que ver y hacer en Riaño imprescindibles

En esta guía sobre que ver en Riaño, te mostraremos las razones por las cuales miles de viajeros desean visitar este bonito rincón de León. Ubicado a menos de 100 kilómetros de León capital, Riaño fue la única localidad que se reconstruyó piedra a piedra de los 9 pueblos que fueron anegados por el embalse.

Es un pueblo lleno de cosas que hacer, actividades de turismo activo y cientos de cosas por ver, que seguro no te dejarán indiferente. Pensado para el disfrute de toda la familia, tiene una gran oferta al aire libre, en torno al medio natural de rutas por el Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre y las de los Picos de Europa.

Por supuesto, merece la pena pasar unos días en una casa rural de la zona para disfrutar de este maravilloso paisaje y su entorno, en especial si viajas en familia. Nosotros lo hicimos con los niños, como ya lo detallamos en nuestro itinerario de 3 días en la Montaña Oriental Leonesa y fue una experiencia maravillosaHe aquí las 10 cosas que ver y hacer en Riaño imprescindibles para tu visita.

1. Plaza de Cimadevilla

La plaza Cimadevilla de Riaño
La plaza Cimadevilla de Riaño

Lo primero que debes ver al llegar a Riaño es su emblemática plaza. Ubicada cerca de la estación de autobuses de Riaño, y frente a la Dirección de Turismo, la plaza de Cimadevilla de Riaño, es un verdadero museo al aire libre. Allí puede verse un típico hórreo leonés, de planta rectangular, tejado a dos aguas y cubierta de teja, (antiguamente era de paja de centeno), apoyado en cuatro pilares llamados pegollos.

También se encuentra un potro de herrar, que es una estructura de madera, que sirve para poner herradura a las vacas. Asimismo, se halla un chozo típico de la montaña de Riaño del tipo de «horma o terruca». Era la vivienda del pastor hasta que regresaba a tierras de Extremadura. Además, eran construidas por el concejo en los montes, donde pastaban en verano las ovejas trashumantes.

El Concejo ha colocado la silueta de una cabra montés y un lobo. Ambos hechos en acero y pintados en negro, para realzar la importancia que tienen en la comarca la fauna salvaje de Riaño. Por último, puede apreciarse la campana concejil, que se utilizaba para llamar a la gente del pueblo a concejo.

· La Iglesia de Santa Águeda

Frente a la plaza, puedes ver la iglesia de Santa Águeda, que fue la antigua iglesia de San Martín de la localidad de Pedrosa del Rey, trasladada piedra por piedra cuando se construyó el embalse.

· Museo Etnográfico

A poca distancia, se halla el Museo Etnográfico de la Montaña de Riaño, que exhibe fotografías del antiguo Riaño, reproducciones de escenas del costumbrismo de la zona, sus tradiciones y una interesante colección de piezas y objetos de la comarca. La entrada cuesta 2 euros y los horarios habituales son:

  • Los martes: de 17:00 a 20:00 horas.
  • De miércoles a domingo: de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.
  • Lunes: cerrado.

2. El columpio de Riaño

El Columpio más grande de España, una de las mejores cosas que ver en Riaño
El Columpio más grande de España, una de las mejores cosas que ver en Riaño

En Riaño, se encuentra el columpio más grande de España, que te hará conocer y poder disfrutar de Riaño de la forma más divertida posible. Situado en el Alto del Valcayo, este columpio gigante te ofrece un paisaje impresionante y una vista panorámica del pueblo, colgado a 8 metros de altura. Cabe destacar, que se encuentra a más de 1.200 metros de altitud.

Montado en él, tendrás visitas espectaculares del embalse, y parecerá que te columpias entre el Pico Gilbo y El Pico Yordas. Fue inaugurado en abril de 2021, y es ideal para ir con niños, ya que, allí les esperará la «dueña del columpio», Jeidi – la de León. Esta es una obra del ilustrador leonés Carlos Puerta Reguera (TitoCÁ), una Jeidi montañesa, que al parecer, es prima de la otra afamada Heidi suiza. Tiene una mascota, un perro de raza carea leonés, al que llama Chitu, y los más pequeños (y otros no tanto), podrán fotografiarse con ella y su perrito, llevándose un simpático recuerdo. Sin duda, uno de los lugares que ver en Riaño imprescindibles.

3. Paseo en barco por Riaño

Interior del Barco de Riaño - Que ver en Riaño
Interior del Barco

La manera diferente, pero tal vez más espectacular de conocer Riaño sin pasear por sus calles, es a través de un paseo en barco por el embalse de Riaño. Una de las principales atracciones de realizar el paseo en catamarán, está en la posibilidad de ver partes de las montañas, que de otra manera nunca podrías hacerlo. Incluso existen rincones tan escondidos, de los que no podrías obtener las mismas vistas. Ni siquiera a través de difíciles trekking en Riaño, ya que se realizan cruzando a través de un desfiladero.

El paseo comienza en el Puerto Deportivo de Riaño, cuando mínimamente se alcancen las 15 personas. El barco es accesible para sillas de ruedas y se admiten mascotas. Después de atravesar el viaducto, podrás ver y admirar la cadena montañosa que rodea el pueblo de Riaño, y verás el Pico de Yordas, el macizo montañoso más conocido y emblemático de toda la comarca, con casi 2.000 metros de altura. Navegarás sobre los restos del viejo Riaño, sumergido a unos 60 metros de profundidad.

Una aventura por los «Fiordos Leoneses»

Ya no necesitarás ir a Noruega para disfrutar de auténticos fiordos, en la montaña de León se esconden los llamados «Fiordos Leoneses», que nada tienen que envidiar a los del país escandinavo, ya que, el barco se adentra en los fiordos leoneses del Valle de Anciles (otro de los pueblos desaparecidos), ubicado en un enclave de gran belleza natural. Los navíos, que cuentan con una cubierta transparente, navegan por las aguas cristalinas del pantano, donde en un espectacular juego de colores, se reflejan las montañas leonesas.

Vistas desde el Barco de Riaño - Que ver en riaño
El barco adentrándose en los Fiordos Leoneses

Al finalizar la travesía, el pasajero recibe como souvenir pastas de mantequilla, típicas de las Montaña de Riaño (nosotros habíamos degustado las de la famosa Panadería Tierra la Reina en Boca de Huérgano). El viaje dura aproximadamente una hora, y la tarifa es de 13,50 € por persona. En nuestra opinión, este paseo es una de las mejores cosas que puedes hacer en Riaño.

 4. Las Letronas de Riaño

A la entrada de Riaño, situado en la loma, a los pies de la ermita de la localidad leonesa, y al lado del «Banco más bonito de León», se pueden observar unas letras de acero de casi dos metros de altura, con el nombre de Riaño. Estas letras gigantes, son apodadas por la prensa local como Riaño Sign (como Hollywood Sign). Además, son utilizadas diariamente por los turistas, para fotografiarse y tener un simpático recuerdo.

Ya pueden observarse a la entrada de la localidad de la Montaña Oriental, cuando uno se acerca desde la N-621, dando la bienvenida al pueblo a los miles de visitantes. Haciendo gala del sentido del humor, los lugareños dicen, que ya no es necesario ir a Hollywood para fotografiarse en un gran letrero.

5. El banco más bonito de León, uno de los mejores lugares que ver en Riaño

Vistas desde el banco más bonito de León
Vistas desde el banco más bonito de León

Conocido oficialmente como «el banco más bonito de León», detrás de las letras se encuentra este banco. Desde el, se tiene una impresionante vista de los picos Gilbo, Yordas y Las Pintas, del Embalse de Riaño y de sus alrededores. El banco fue instalado hace algunos años, para impulsar el turismo y dar a conocer el Patrimonio de Riaño y la zona del Bierzo. El objetivo fue totalmente cumplido, ya que, miles de turistas se sientan anualmente, para disfrutar del maravilloso paisaje que se presenta ante los ojos del ocasional espectador.

Si has viajado con niños como nosotros, desde el famoso banco, puedes realizar una pequeña y sencilla caminata hasta la Cueva de la Vieja del Monte, un personaje mitológico, que prepara pan y se lo envía a los niños por medio de sus padres, cuando los acompañan al monte. Se trata de un recorrido de tan solo cinco kilómetros (ida y vuelta), casi sin desniveles, fácil de hacer y con hermosas vistas.

6. Ermita de Nuestra Señora del Rosario

Ermita de Nuestra Señora del Rosario
Ermita de Nuestra Señora del Rosario

Ubicada sobre la loma donde hallan la «letronas», y muy cerca del banco más bonito de León, se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Rosario. Fue reconstruida en el «nuevo Riaño», ya que originalmente se encontraba en La Puerta, uno de los pueblos sumergidos por el embalse. Si bien en un principio no se pensaba en recuperarla, contenía pinturas medievales de estilo gótico, por lo que fue trasladada piedra por piedra a su actual emplazamiento.

Detrás de la ermita, se encuentra El Silencio de las Campanas, un monumento con las campanas de las iglesias de los pueblos que formaban el antiguo Valle de Riaño, que recuerda el sacrificio de todo un valle y la historia del pueblo, a las nuevas generaciones. Muy cerca, un hórreo de tipo leonés, con un tejado a dos aguas y planta rectangular, procedente de Salio, uno de los pueblos sumergidos del valle.

Finalmente hallarás El Paseo del Recuerdo, una senda peatonal que une la Ermita de Nuestra Señora del Rosario, el banco más bonito de León y las letronas, con el centro del pueblo. Tiene paneles informativos con la historia de Riaño y del resto de pueblos sumergidos. Además, bordea la orilla sur del embalse y tiene un kilómetro de longitud.

7. Ermita de la Virgen de Quintanilla

Ermita de la Virgen de Quintanilla
Noche estrellada en la Ermita de la Virgen de Quintanilla

La Ermita de la Quintanilla, construida en el siglo XVII, es una pequeña construcción con ábsides laterales y esbelta espadaña. Se encuentra a las afueras de Riaño y, para llegar, hay que desviarse un poco del pueblo. Hay que pasar al otro lado del viaducto que cruza las aguas del embalse y, a partir de ahí, seguir las indicaciones hasta el aparcamiento en la zona recreativa.

La pequeña, pero emblemática ermita, se salvó por muy poco de ser destruida también por las aguas del embalse. Para ello, debieron desplazarla unos metros más arriba de donde se encontraba, para evitar que fuera tapada por el agua.

Alberga la imagen románica de la Virgen de Quintanilla, que es la más antigua de la comarca, ya que data del siglo XII. La pendiente que nos lleva a la Ermita de la Virgen de Quintanilla, se halla cubierta de una tupida alfombra de hierba y flores. Su belleza se ve realzada por las montañas que cierran el valle, más allá de la cola del embalse en Boca de Huérgano. Un lugar que es todo un espectáculo.

8. Los miradores de Riaño

Mirador del columpio en Riaño
Las vistas del mirador que está junto al Columpio

Como todo pueblo de montaña, Riaño cuenta con varios miradores, es por ello, que lo hemos dividido en dos zonas imaginarias:

· Miradores del noroeste

Hacia el noreste tenemos el Mirador de las Hazas, donde se encuentra el columpio más alto de España. También el Mirador del Alto Valcayo, una antigua torreta de vigilancia, que ha sido recubierta de escobas, simulando un chozo de pastores y el Mirador del Pantano de Riaño, que tiene muy bonitas vistas del pantano de Riaño presidido por el impresionante pico Gilbo al fondo. Los tres son un espectáculo al ponerse el sol.

· Miradores del suroeste

Hacia el suroeste, encontrarás el Mirador de Riaño, que mira hacia el pico Gilbo y el Mirador de las Biescas, al que se llega por la senda de Vallarqué, bordeando el embalse y atravesando el Hayedo de la Biescas.

· Otros miradores de Riaño

Si te encanta visitar miradores como a nosotros, estas otras opciones también te regalarán unas vistas preciosas: el Mirador de Huelde, el Mirador de la presa de Riaño y el Mirador de Riñuberu.

 9. Área recreativa de Panderrueda

Otro de los lugares imprescindibles que ver en Riaño, está situado a unos 1.450 metros de altura. El área recreativa de Panderrueda, es ideal para poder pasar una agradable comida de pic-nic, y hacerla con niños, ya que se trata de una ruta sencilla. Ubicado en el Puerto de Panderruedas, al lado de la carretera, forma parte 100 % del Parque Natural de Picos de Europa, siendo el primer balcón si accedemos desde Riaño. Cuenta con mesas, fuente, merendero y aparcamiento, en una gran pradera.

Desde el merendero tendrás unas vistas espectaculares del Valle de Valdeón y el Macizo Central del parque, siendo casi imposible describir con palabras la belleza de este rincón. Un excelente punto de descanso, para admirar el entorno de unos de los puntos de acceso para hacer la ruta del Cares desde Caín, y muy cerca de la confluencia de las comunidades de Asturias, Cantabria y Castilla- León.

10. Ruta de senderismo al Pico Gilbo

Ascenso al Pico Gilbo
Vistas desde lo más alto

Pese a que hay muchas rutas de senderismo en la zona, una de las más conocidas y espectaculares es el ascenso al Pico Gilbo, también conocido como el «Cervino leonés». La ruta de trekking del Pico Gilbo recorre zonas increíblemente bonitas e impresionantes. Es que, sin exagerar, es brutalmente bella, emplazada en un paisaje montañoso imponente, bosques, profundos valles y hermosos picos de roca caliza. Además, nos regala impresionantes panorámicas sobre el embalse de Riaño.

El ascenso carece de dificultades técnicas, aunque en algunos tramos, tiene un desnivel bastante acusado. La ruta comienza en el aparcamiento junto al puente o viaducto de Riaño, es circular y tiene unos 9 kilómetros de longitud. Es fácil, aunque tiene algunas pendientes muy pronunciadas y hay que sortear un desnivel de 640 metros entre la subida y la bajada.

A la zona que te muestra la ruta del Pico Gilbo la apodan «Los Fiordos Leoneses». Además, las vistas desde la cima del pico Gilbo, a 1.679 metros de altura, son maravillosas. Desde allí obtendrás una panorámica de 360º, que te permitirá ver la montaña leonesa, parte del macizo leonés de Picos de Europa, la presa en todo su conjunto y la Montaña Palentina.


Como corolario de tu visita a uno de los pueblos más bonitos de la Montaña de Riaño, habrás tenido la oportunidad de conocer el más grande de los embalses en la cuenca del Duero. Cuenta con una capacidad de contener más de 650 millones de metros cúbicos de agua, que permiten el riego de ochenta mil hectáreas leonesas. Sin embargo, detrás de el, hay una larga historia.

Disfrutarás de la Cordillera Cantábrica, que cuenta con una naturaleza muy diversa y con paisajes preciosos. Verás su fauna característica, que cuenta con la presencia del oso pardo y el urogallo entre otros. También, sus bosques atlánticos donde destacan los robledales y los hayedos, y podrás practicar diversos deportes náuticos y pesca. En fin…. hay mucho que ver en Riaño y podrás gozar a pleno de las maravillas naturales de la provincia de León.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte