Que ver en Bandujo Asturias
2210
Asturias

Bandujo: que ver y cómo llegar al pueblo

A tan solo 42 kilómetros de Oviedo, la capital del Principado de Asturias, se halla uno de los pueblos más bellos, no solo de la comunidad asturiana, sino también de España, de Europa y del mundo. Nos referimos a Bandujo (Banduxu en asturiano) una aldea de tan solo 38 habitantes, que se detuvo en el tiempo y es uno de los pueblos medievales mejor conservados de Asturias, tanto en su arquitectura como en sus costumbres.

Origenes del pueblo

Si bien no se sabe a ciencia cierta el origen de Bandujo (que no escapa a los orígenes prehistóricos de los astures-tramontanos), entre los siglos VIII y IX aparece un núcleo feudal llamado Vandugio, que nació alrededor de la iglesia de Santa María.

Entre los siglos XII y XV surgen los primeros barrios durante el dominio de los Álvarez de Bandujo (en el siglo XIII se construye la actual iglesia), y la torre circular (siglo XIII y XIV). Pero es en el siglo XVIII cuando se desarrollan con plenitud, con la construcción de los barrios de Campal, La Molina, El Taranu, El Conventu, Entelailesia, El Real y El Barreiro, que complementan a los ya existentes de Toral y el Palacio, hecho debido a la familia de los Miranda y de los Tuñón (descendientes de los Álvarez).

Es durante el  período de los siglos XV al XVII que, debido a las importantes cosechas, aparecen las casas y hórreos característicos del lugar, a los que se les agregan una gran cantidad en el siglo XVIII. Esta característica se mantiene preservada durante los siglos XIX y XX para que, podamos conocer esta bonita aldea tal como es en la actualidad.

Cómo llegar a Bandujo

Carretera hacia Bandujo
Carretera hacia Bandujo

Para llegar a Bandujo hay 2 opciones, una es por el camino antiguo, por el cual podremos hacer una ruta a pie. La otra es la tradicional, por una carretera asfaltada totalmente transitable para los vehículos.

· Camino antiguo

Antes de que existiera la carretera que llega a Bandujo desde Proaza, era habitual llegar por el camino que bajaba por el arroyo Valmoro. En el kilómetro 12 de la carretera al Puerto Ventana, llamaba la atención una parada de autobús: era la parada de Bandujo. Unos metros más arriba de la parada existe una pasarela que permite cruzar el río Teverga y arribar a la Senda del Oso. Continuando hacia abajo llegaremos donde el arroyo Valmoro desemboca en el río Teverga.

Continuamos por la margen derecha y llegaremos a un puente, para pasar al otro lado (la Covanera) y luego llegar al puente de los Pontiquinos. Después de varios zig-zags (siempre junto al río), donde observaremos unas bellas cascadas arribamos a la Pousa y, más adelante, a la más grande de las cascadas (alrededor de 12 metros de altura). Bajaremos nuevamente al río y tras atravesar varios puentes divisamos Bandujo. Cruzaremos seis veces más el río de uno a otro lado y estaremos a tiro de piedra de las primeras casas del poblado.

· Camino nuevo

Si quieres visitar Bandujo desde Oviedo. Tendrás que recorrer 37 kilómetros y el tiempo para arribar será de aproximadamente 45 minutos. Para ello debes coger la A-63 hasta El Patronato y allí tomar la AS-228, atravesamos Proaza y a 1 kilómetro encontrarás un desvío hacia la derecha, esa es la carretera que te llevará hacia Bandujo. Son 12 kilómetros de un bonito paseo a través de la montaña, ideal para desconectar. La carretera esta en buen estado y su tránsito es normal.

· Dónde aparcar el coche en Cudillero

Al llegar a la entrada del pueblo, encontrarás un pequeño parking (caben unos 6 o 7 coches) donde tendrás que dejar tu vehículo antes de comenzar la aventura.

Parking en la entrada de Bandujo

Costumbres y curiosidades del pueblo

  • Para las parturientas, se mantienen tradiciones como “la flor de los partos”, que consiste en traer una flor seca, meterla en un recipiente con agua y esperar que se abra, señal que todo está bien para dar a luz. En realidad, se trata de la “rosa de Jericó” que reverdece cuando se introducen sus raíces en agua.
  • También conserva un medallón dentro del cual, se dice, contiene leche de la Vírgen de Banduxo, proveniente de Tierra Santa en el siglo VIII.
  • Asimismo, es llamativa la cantidad de hórreos en los cuales se guardan cestos hechos con ramas de avellanos, corzas y rastros.
  • Una de las cosas más interesantes, es la abundancia de tajas, que son las casas con tejados de paja (teitos) típicas del lugar.
  • En los campos linderos, se pueden ver las vacas asturianas “roxa de los valles”, animales de carácter apacible, mansas, y buenas criadoras. Fueron muy utilizadas como vacas lecheras.
  • Tal vez el principal motivo de la conservación de este poblado, haya sido que, durante siglos, sólo se podía llegar a la aldea por un antiguo camino de la época romana, ya que, hasta los años ochenta, el único acceso era el Camino Real de la Mesa. Además, recién por esos tiempos (1980), llegó la electricidad y el agua corriente.
  • Una de las tradiciones más curiosas de los asturianos se produce en Bandujo, y es que, el 1 de noviembre las familias van al cementerio y arrojan tierra negra sobre las tumbas, la aplanan prolijamente, y después hacen dibujos con un “palín” o el dedo y colocan flores para el “Día de los Difuntos” (2 de noviembre).

Que ver en Bandujo

Las calles de Banduxu
Las calles de Banduxu

Ubicado en la loma de una montaña a 700 metros de altura, este bello e histórico pueblo fue declarado «Bien de Interés Cultural» en 2009. Dispone de vistas espectaculares y está rodeado de un paisaje natural de una exquisitez incomparable. Sus calles son estrechas y empedradas y algunas de sus casas se encuentran habitadas, en tanto otras están abandonadas, podemos observar el viejo lavadero y hay varios hórreos antiguos. Con una calma indescriptible, el pueblo te ofrece una vista, que te transportará a una época del medioevo digna de un cuento.

La Torre de Bandujo

Entrada a la Torre de Bandujo
Entrada a la Torre de Bandujo

Sobre una loma del pueblo destaca la Torre de Bandujo (o de Tuñón), que tiene doce metros de altura y siete de diámetro y está construida en mampostería y sillarejo. En su interior consta de cuatro plantas con escaleras, con varias ventanas y saeteras en diferentes niveles.

El Palacio

El Palacio de Bandujo, se sitúa al lado de la Torre de Bandujo, y dispone de una torre de planta cuadrangular del siglo XVIII, de estilo barroco rural. Este edificio albergó la cárcel y el ayuntamiento que tuvo Bandujo en siglos pasados.

La Iglesia de Santa María

Iglesia de Bandujo
La iglesia del pueblo

Esta bella iglesia de estilo romántico, es la más antigua del Concejo ya que la construcción primitiva data del año 912. El tiempo la fue derruyendo y la actual se remonta al siglo XII. Tiene una sola nave y es relativamente pequeña, es de mampostería, con el techo de tejas y sin ningún tipo de decoración. En el centro de la construcción, por sobre la puerta se ubica el campanario.

Cementerio y Tumbas

Cementerio de Bandujo
Cementerio y tumbas de Bandujo

Una de las características de la aldea de Bandujo es su pequeño cementerio, que tiene la particularidad de tener solamente 27 tumbas, a cuyos pies se coloca una placa con el nombre del difunto. Pero lo más extraño es que, ante un nuevo fallecimiento, se ocupa la tumba del que lleva más tiempo enterrado en el cementerio y que solamente son enterrados bajo tierra (valga la redundancia). Además, aunque los difuntos allí enterrados no tengan familiares, los vecinos cuidan igualmente las tumbas.

Los siete barrios de Bandujo

Vistas de Bandujo
Vistas de Bandujo

Repartidos por la loma y por la ladera de la montaña la aldea tiene siete barrios: El Barreiru, La Molina, Antelaiglesias, Palacio, La Reguera, Toral, y Campal. Entre sus “caleyas” (callejuelas) veremos el viejo lavadero, hórreos antiguos y las típicas casas de piedra.

La Plaza de Bandujo y el Pico Oubiu

Otra de las cosas que ver en Bandujo está ubicada entre la Torre, el Palacio y el cementerio. Allí hallarás una pequeña plaza con bancos de madera desde donde podrás obtener unas hermosas vistas y tomar un merecido descanso. Si lo deseas puedes ascender a la peña que domina el pueblo (el Pico Oubiu). Desde allí podrás admirar los Puertos de Marabio y la Peña Rueda, la Peña Ubiña, el Pico Gorrión y Los Fontanes entre otros.


Realmente visitar Bandujo, puede llegar a ser una de la experiencias más agradables y gratificantes de quienes amamos la naturaleza, la historia y la aventura. Es uno de los pueblos más bonitos de Asturias y pocos saben acerca de su existencia. En Bandujo podrás tener todo en uno, algo que a nosotros nos sorprendió gratamente.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte