3500
Asturias

Pola de Lena: que ver en el pueblo y alrededores

Pola de Lena es la capital del concejo de Lena, sus pobladores son muy amables y el sitio es agradable. La economía se centra en la construcción, la industria y en menor cuantía a la ganadería. En los últimos tiempos se ha incrementado el sector turístico, ya que, además de poseer un interesante patrimonio arquitectónico, dispone de abundante oferta para realizar deportes de montaña.

Por ejemplo, ascender los altos del hayedo del Mofusu, hacia la zona de Pajares, conocer el macizo de Ubina que forma parte del Parque Natural de Las Ubinas-La Mesa, senderismo siguiendo el cauce de los ríos Lena, Pajares o Huernam y esquí en la estación de Valgrande-Pajares.

Ubicada a 20 kilómetros de Oviedo, está situado a 316 metros de altitud y la zona es de un relieve muy accidentado. Rodeado de inmensas montañas que alcanzan los 2000 metros de altura y atravesado por ríos como el Caudal, el Lena, el Aller, el Pajares y el Huerna. También cuenta con interesantes hayedos, castañares y acebales, la fauna de la zona se compone de rebecos, jabalíes, corzos, urogallos, lobos y águilas reales.

Cómo llegar a Pola de Lena

Dada su cercanía a Oviedo, es fácil llegar a Pola de Lena. Las cuatro maneras de hacerlo son: en autobús, tren, taxi o en coche. Por una cuestión de comodidad aconsejamos hacerlo en coche.

Desde Oviedo
  • En tren: Tiempo: 36 minutos. Distancia: 29,5 kilómetros
  • En autobús: Tiempo: 57 minutos. Distancia: 30,2 kilómetros.
  • Coche o taxi: Tiempo: 20 minutos. Distancia: 30,2 kilómetros.
Desde Gijón
  • En tren: Tiempo: 59 minutos. Distancia 49,6 kilómetros.
  • En autobús: Tiempo: 1 hora. Distancia: 61,2 kilómetros.
  • En coche o taxi: Tiempo: 31 minutos, Distancia: 49,6 kilómetros.

La mejor época para visitar el pueblo

Pola de Lena tiene un clima oceánico-mediterráneo, con abundantes lluvias (especialmente en la época invernal). La temperatura estival promedio ronda los 22° y en enero se registran las mínimas, con una media de 8°. La mejor época para vacacionar es entre julio y septiembre, ya que disminuyen notablemente las precipitaciones y el clima es agradable. Si lo tuyo es esquiar, el invierno es ideal para la práctica de los deportes propios de la estación (recuerda que se encuentra próximo a la estación de esquí Valgrande-Pajares).

Dónde alojarse en Pola de Lena

Dado las muchas posibilidades turísticas de la zona, Pola de Lena dispone de abundante oferta de alojamientos. Entre ellos encontrarás: hoteles, casas rurales, apartamentos, hostales y campings. Incluso en las cercanías, existen poblados, parajes y barrios que tienen excelentes instalaciones para acoger a la gran cantidad de turistas que visitan la región.

A 1600 metros, casi como un apéndice de Pola de Lena, se encuentra la aldea de San Feliz. Allí hallarás la Ermita Virgen de las Nieves y los Apartamentos Rurales San Feliz, donde podrás alojarte en un lugar tranquilo y confortable que se emplaza en las inmediaciones de un bosque de castaños sobre la vega del río Lena, con impresionantes vistas al Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo.

Dónde probar la exquisita gastronomía de La Pola

Con una gran cantidad de oferta gastronómica, Pola de Lena cuenta con restaurantes, casas de comidas, bares y tiendas. Todos ellos brindan una extensa variedad de platos típicos de la zona. Muchos de ellos, elaborados con ingredientes de la zona, como ser: carne roja del Valle del Huerna, jabalí con patatinas, carne de potro, Cabritu de Tuiza y los tradicionales tortos de maíz y pote asturiano.

Que ver en Pola de Lena

Fundada en 1266 por Alfonso X el Sabio, fue paso del Camino de Santiago. Sus límites son el río Lena y la carretera, por un lado, y la línea de ferrocarril, por el otro. Se divide en varios barrios: La Crespa, La Estación, La Gasolinera, La Caleya, Chencia, El Sutu, Les Colomines, Les Colomines del Llerón, Les Colomines de Masgain, Les Colomines, Les Colomines del Llerón, Les Colomines de Masgain y La Plaza y Robledo. Además, concentra gran parte del sector servicios y comercio, como asimismo, una clara función residencial.

Un paseo por La Pola

Entre sus construcciones más emblemáticas, podrás ver la casa de Benavides (conocido como el palacio de los marqueses de Regueral, de la familia Bernaldo de Quiros), del siglo XVIII. Cuenta con un espectacular jardín francés, en el que destaca un Cercis siliquastrum (el árbol del amor), con más de 300 años, un madroño (ambos los más grandes de Asturias) y tres magnolias de 150 años de antigüedad. A su lado la casa natal del poeta y dramaturgo Vital Aza, con paredes de mampostería y balcones de madera, al mejor estilo asturiano.

Frente a ellas, el edificio del Ayuntamiento, reconstruido después de la guerra civil, que consta de tres arcos en el acceso y dos torres, con el estilo tradicional. Cerca del ayuntamiento se halla la Iglesia de San Martín de Tours de Lena, con sus altas torres, diseñadas por los hermanos Somolinos, inspiradas en la homónima de Francia. Se encuentra junto a la Plaza de Alfonso X el Sabio y se accede por medio de unas escaleras. A pocos metros, frente a la plaza, la Casa de la Cultura, y luego el Colegio Público Jesús Neira.

¿Qué más se puede ver en el paseo?

En la intersección de las calles Corporaciones de Lena y Marqués de San Feliz, se encuentra la Oficina Municipal de Turismo de Lena, donde se puede recabar información sobre la actividad turística del concejo. A su lado el Teatro Vital Aza, en su actual emplazamiento, ya que, inaugurado en 1899, originariamente se llamó Teatro del Parque y se encontraba en la explanada que se extiende delante del puerto.

Después de varios años de idas y venidas, en los años 50, con el fin de suministrar una oferta de ocio, se construye el nuevo edificio. Más tarde, en agosto de 1954, se proyecta la primera película: “Duelo al Sol”. Trata de un western estadounidense, de 1946, basado en una novela de Niven Busch sobre el relato bíblico de Caín y Abel.

Las fiestas de Pola de Lena

  • En abril, una semana después de las Pascuas, se celebra la Fiesta de la Flor, en la que hay verbena, bailes, y se degustan platos típicos, etc.
  • El primer domingo de julio, la Fiesta del Cordero a la Estaca, se degusta cordero a la estaca, se realiza una misa campestre con sidra, etc. Está declarada de Interés Turístico Nacional.
  • El segundo fin de semana de agosto, se realiza la Fiesta de la Corrona, siendo famosa por la carrera de burros.
  • Por último, el segundo fin de semana de octubre se lleva a cabo la Fiesta de Nuestra Señora del Rosario, con degustaciones gastronómicas, feria de ganado, verbena y representaciones teatrales.

Qué ver y hacer cerca de Pola de Lena

Iglesia de Santa Cristina de Lena - Que ver en Pola de Lena
Iglesia de Santa Cristina de Lena

A poco más de 6 kilómetros del centro de Pola, en medio de una pradera con el precioso fondo de la cordillera, se ubica la Iglesia de Santa Cristina de Lena. Este edificio del prerrománico, es el más importante del concejo, está galardonado como Monumento Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad. Data de la época de Ramiro I, de mediados del siglo IX. Otro antiguo edificio es el Hospital de Nuestra Señora de la Alberguería (el Hospitalón), que data del siglo XVI, del que solo queda del original, una ventana esculpida.

A tan solo 3600 metros de Pola, en Columbiello, se encuentra la casa de Mier, una tradicional vivienda, que ostenta el escudo de la familia en la fachada. Cerca de la casa, tiene una capilla, con la nave en bóveda de cañón y el retablo barroco. En Valle San Miguel de Zureda, a 13 kilómetros de Pola, el Palacio del Valle o de la Familia Mendoza, que consta del palacio, con la Capilla de San Julián, con un retablo rococó, la espadaña y un arco que divide la nave en dos partes, y caballerizas.

¿Que más se puede ver cerca de La Pola?

A 6,2 kilómetros en Carabanzo, se encuentra El Palacio de Los Faes de Miranda, de estilo barroco, de fines del siglo XVII, construido por Matías Faes, y Jovellanos. Actualmente solo está en buen estado la torre. Por otra parte, en Campomanes, a 8 kilómetros de Pola se halla la Casa de los Hevia-Campomanes, una casona de dos pisos, que cuenta con la capilla de San Francisco de Asís y detrás una torre de tres alturas.

Ubicada en Jomezana de Arriba, a 12,5 kilómetros de Pola, la iglesia de San Pedro (de 1690), en el techo de la sacristía hay ocho paneles pintados con la vida de varios santos. Por su parte, en Jomezana de Abajo, a 15 kilómetros, se puede visitar el Museo Etnografico «La Panerona». Un lugar donde se  conservan aperos y utensilios del campo, de la casa y de otras actividades como la madera o la elaboración de tejas. Allí mismo se ofrece una descripción sobre el uso de los mismos y la cultura rural de la zona. Además, los vecinos constituyeron la asociación La Panerona, que restauró algunos viejos molinos de agua, con los que se procesaba la escanda, para realizar el tradicional pan de la comarca.

Los pueblos abandonados de Pola de Lena

Sabemos que, Asturias es la provincia española que cuenta con más pueblos deshabitados o abandonados de España y, en las inmediaciones de Pola de Lena también encontrarás algunos. Algunos de ellos son: Ayán, situado a 490 metros de altitud, Casa Nueva, ubicado a 400 metros de altitud, Las Figares, que se encuentra a 8,3 kilómetros y a 400 metros de altitud y Ribó, a tan solo 1900 metros de Pola y 490 metros de altitud.


Después de visitar Pola de Lena y sus alrededores, te quedará la satisfacción de haber conocido uno de los lugares más bellos y llenos de historia de Asturias. Ver las casas señoriales de familias tradicionales asturianas, estar en contacto con la naturaleza, gozar de un ambiente familiar y sentir la calidez de la gente del lugar, hará que tengas deseos de volver una y otra vez a Pola de Lena.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede interesarte