• Menú
  • Menú
Lugares que visitar en Roma

20 lugares que visitar en Roma imprescindibles

Visitar Roma es la Ilusión Viajera de todos los que somos amantes de conocer el mundo. Es que Roma tiene todo lo que un turista quiere ver, belleza, calidez humana, comodidad y una historia y cultura milenarias. Tiene cientos de sitios para descubrir, disfrutar y recorrer, entonces primero es muy importante que veas estos consejos para viajar a Roma. Luego debes completar esta lista con los 20 mejores lugares que visitar en Roma y descubrirás gran parte la capital italiana. ¡Empecemos!

1. El Coliseo

Coliseo romano por la noche
Coliseo romano por la noche | Fotografía de Jakob Owens

Llamado originariamente Anfiteatro Flavio (Amphitheatrum Flavium), fue construido en el siglo I de nuestra época en el centro de Roma, muy cerca de donde estaba el “coloso de Nerón” en el Palacio Domus Aurea. Por la estatua del coloso fue que comenzó a llamársele el “Coliseo”.
Fue el anfiteatro más grande construido por los romanos, ya que podía albergar más de 65.000 espectadores y tenía 188 metros de largo por casi 160 de ancho y 57 de alto. Contaba con 80 líneas de gradas, que se ocupaban de acuerdo a la escala social de los concurrentes (cuanto más baja, más lejos).

Se inauguró en el año 80, con 100 días de “juegos” que le costó la vida a 2000 gladiadores y decenas de animales. Funcionó hasta el siglo VI, siendo su lema “al pueblo pan y circo”, mientras los gladiadores antes de los combates exclamaban: “salve César Emperador, los que van a morir te saludan”.

Las máquinas y las jaulas (para los animales y para los gladiadores) estaban debajo de la arena y contaban con un techo de lona como protección para los rayos del sol. Anualmente es visitado por más de seis millones de personas y fue nombrado como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno por National Geographic, siendo el único de Europa con ese galardón. Cuando llegues a Italia visita el Coliseo de Roma, es el primer monumento que debes ver en la capital italiana.

✓ Te recomendamos reservar esta visita guiada por el Coliseo, Foro y Palatino. Un recorrido de 2.000 años de historia resumido en 3 horas.

2. Domus Aurea (Casa de oro)

Domus Aurea
Domus Aurea | Fotografía de Rabax63

Uno de los secretos mejor guardados, aunque sea uno de los lugares que visitar en Roma más importantes, es sin duda la residencia que Nerón mandó construir después del incendio de Roma. Habilitado para ser visitado desde 2017, y solamente con visitas guiadas, ingresar al Domus Aurea es realmente imponente y apasionante.
Mediante un visor virtual podrás recrear la vida en el palacio que fue proyectado por los arquitectos Céler y Severo.

Formado por varios edificios, separados por un viñedo, lagos, bosques y jardines, ocupa 50 hectáreas entre los montes Palatino y Esquilino y tenía 300 habitaciones, que nunca fueron usadas como dormitorio. El comedor era llamado “coenatio rotunda” (ronda de invierno), porque giraba sobre su eje durante todo el día. En el salón de los banquetes, el techo estaba realizado con piezas móviles de marfil, que podían abrirse para que cayera sobre los comensales flores y perfumes.

Los revestimientos estaban hechos en mármol, piedras preciosas, placas de oro y estucos. En los jardines del palacio se erigió una estatua que se llamó “el Coloso de Nerón” de 37 metros de alto y que luego le dio el nombre al “Coliseo”, ya que se ubicaba muy cerca de donde se edificó el anfiteatro. Si quieres tener una experiencia inolvidable deberás visitar el Domus Aurea, uno de los lugares para visitar en Roma imprescindibles. 

✓ Solo está abierto los sábados y domingos, y puedes reservar la visita guiada en este enlace.

3. El Foro Romano

Foro Romano
Foro Romano | Fotografía de Danielhbordeleau

Si estás en el Domus Aurea, a 600 metros por Via delle Terme di Tito podrás llegar al Foro Romano, considerado uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Es que, el Foro Romano ha sido el centro jurídico, económico, político y religioso del Imperio Romano.
En él podrás ver la Curia Hostilia (allí se reunía el Senado de la República Romana), los Templos de Tito y de Vespasiano, el Arco de Tito, considerado una obra maestra por sus perfectas proporciones y belleza, donde se conmemoraba el triunfo de Tito contra el pueblo judío.

También verás el colosal Arco de Septimio Severo, erigido para celebrar las victorias del Emperador Septimio Severo y Caracalla y Geta (sus hijos), sobre Partia. Muy cerca, hallarás un monumento redondo de ladrillos, de cuatro metros y medio de diámetro y dos de alto (que alguna vez fue revestido en mármol), que era considerado el centro del Imperio Romano. Llamado el Umbilicus Urbis Romae (Ombligo de la ciudad de Roma), desde allí se medían las distancias del imperio.

Verás el Templo de Saturno, del que solo quedan ocho columnas y, según algunos historiadores, se atesoraban allí trece mil kilos de oro y treinta millones de monedas de plata. Se construyó en el 500 a.C. y era sede del tesoro de Estado.
Muy cerca, la columna de Focas se erigió en honor del emperador Focas. Esto sucedió cuando Roma estaba en decadencia y Focas gobernaba desde Bizancio (capital de Tracia), luego llamada Constantinopla y hoy Estambul.
Si eres un amante de la historia, conocer el Foro Romano te fascinará, ya que es otro de los lugares que ver en Roma imprescindibles.

✓ Si quieres conocer el Foro Romano a la perfección, te recomendamos reservar esta visita guiada en español.

4. Plaza Venecia (Piazza Venezia)

Plaza Venecia en Roma
Plaza Venecia en Roma | Fotografía de Mariom990

Otra de las mejores cosas que hacer en Roma y visita obligada en tu viaje, es conocer la Plaza Venecia. Ubicada entre las Vía dei Fori Imperiali y Vía del Corso allí podrás ver el “Altare della Patria” (o Vittoriano). Un edificio de mármol blanco, y que es el monumento dedicado a Vittorio Emanuele II, artífice de la unificación italiana y que fue el primer rey de Italia.
Asimismo, verás el Palacio Venecia construido en 1455 para albergar a los cardenales de la iglesia católica y que, en 1560 el Papa donó a la República de Venecia para convertirla en su embajada (cabe aclarar que Italia se unificó en 1911). Mussolini utilizaba el balcón para sus discursos.

Actualmente es sede del Instituto Nacional de Arqueología e Historia del Arte y del Museo Nacional del Palazzo Venezia, donde se exponen piezas del Papa Pablo II y otras cedidas por la Galería Nacional de Arte Antiguo, del Castillo de Sant’Angelo y el Museo del Colegio Romano. A su lado, el Palacete Venecia contiene pinturas, armaduras, esculturas de madera, armas y tapices.

También podrás apreciar la “Columna de Trajano” erigida en honor al emperador Trajano por sus conquistas militares. Plaza Venecia adquiere mayor importancia dado que, allí confluyen cinco de las calles más importantes de la ciudad, que conducen a los principales lugares para visitar en Roma.

5. Piazza del Campidoglio

Piazza del Campidoglio | Fotografía de Jensens

Ubicada en lo que fue el centro religioso y político de la antigua Roma, a pocos metros del Arco di Settimio Severo, se encuentra la Piazza del Campidoglio. Esta bella plaza en la Colina Capitolina fue diseñada por Miguel Ángel y está rodeada por tres monumentales edificios: el Palazzo dei Conservatori, el Palazzo Senatorio y el Palazzo Nuovo.
En el año 1538 el Papa Pablo III organizó un evento para agasajar al emperador. Para ello, le encargó a Miguel Ángel, que era en ese entonces el artista más brillante del renacimiento, el proyecto de construir una plaza majestuosa para impresionarlo.

Para conservar la simetría con los edificios existentes (el Palazzo Senatorio y el Palazzo dei Conservatori), diseñó un nuevo edificio: El Palazzo Nuovo. El artista le dio a la plaza una forma trapezoidal completando el área sobre la colina. Sus objetivos fueron: Debía tener cinco entradas, restaurar los palacios ya erigidos, nivelar la meseta, ser una bella entrada a la ciudad y que fuera un conjunto unificado, un todo.

Para ello diseñó un pavimento estrellado para armonizar los edificios. Formado por cuatro triángulos que unidos entre sí adquieren la forma de una estrella de doce puntas. El acceso a la plaza se realiza por una escalera llamada la Cordonata y que conecta la Plaza del Campidoglio con la Piazza d’Aracoeli.

Tenía el ancho suficiente para que pudieran ingresar hombres a caballo y en su cúspide están las estatuas de Dioscuri, Castor y Pollux. Un par de leones se ubican al comienzo de la escalinata, a la izquierda la estatua de Cola di Rienzo. Sobre la explanada el grupo de bronce de Marco Aurelio completa el bello conjunto arquitectónico. Realmente una de las cosas imprescindibles que visitar en Roma es la Piazza del Campidoglio.

6. Plaza Navona (Piazza Navona)

Piazza Navona uno de los mejores lugares que visitar en Roma
Piazza Navona | Fotografía de Gabriella Clare Marino

A seiscientos metros del Panteón, en pleno centro histórico, se halla Piazza Navona. En esta bella plaza podrás ver tres hermosas fuentes: La Fuente de Neptuno, la Fuente de los Cuatro Ríos y la Fuente del Moro.
Fue construida por la familia Pamphili a instancias del Papa Inocencio X que era miembro de la misma familia y diseñado en estilo barroco. También se construyeron las fuentes, el Palacio Pamphili y la iglesia de Santa Inés de Agona. 
Esto hace que la plaza sea una de las más conocidas y famosas de Roma.

En el centro de la plaza podrás observar la Fuente de los Cuatro Ríos de Gian Lorenzo Bernini (el Río de la Plata, el Ganges, El Nilo y el Danubio). Giacomo della Porta esculpió la Fontana del Moro y Gregorio Zappalà y Antonio Della Bitta la Fuente de Neptuno. Frente a la Fuente de los Cuatro Ríos verás la iglesia de Sant’Agnese en Agone obra de Girolamo Rainaldi y Francesco Borromini.

También disfrutarás de la belleza del Palazzo Braschi del siglo XVIII donde hoy se halla el Museo de Roma, el Palazzo de torres- Lancellotti del siglo XVI y el Palazzo Tuccimei de la misma época construido junto a casas del siglo precedente. La Piazza Navona es uno de los lugares turísticos de Roma más bellos, que debes incluir en tu itinerario.

7. El Panteón, uno de los mejores lugares que visitar en Roma

Panteon de Roma
Panteón de Roma | Fotografía de Daniel Klaffke

Construido en el año 27 a.C. por Marco Vipsanio Agrippa y dedicado a los dioses mitológicos (Pantheón deriva del término griego Pantheos que significa todos los dioses), destruido por un incendio en el año 80 y reconstruido por Adriano en el siglo II de nuestra era. En la cornisa que sostiene el frontón, puede leerse la inscripción “M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT”, que significa “Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo construyó”.

La fachada está sostenida por 16 columnas de granito de catorce metros de altura e impide ver la gigantesca cúpula que tiene un diámetro mayor a la de la Iglesia de San Pedro, siendo la mayor cúpula de hormigón en masa de la historia.
De hecho, es una obra de arte de la construcción dado que en 2000 años resistió no sólo el paso del tiempo, sino también terremotos. Con una altura de 43,44 metros y un diámetro de igual medida, tiene un peso de 4535 toneladas.
En el centro un ojo de bronce, permite el paso de la luz natural y tiene un diámetro de nueve metros.

En su interior podrás apreciar un fresco de Melozzo da Forli llamado “Anunciación, la tumba del rey Vittorio Emanuele II obra de Manfredo Manfredi, debajo de la Madonna del Sasso di Lorenzetto está la tumba de Rafael. También verás los sepulcros de los reyes Umbreto I y  Margherita di Savoia.
Durante tu visita a Roma deberás conocer el Panteón, una de las obras más importantes de la arquitectura y uno de los más espectaculares de la antigüedad. 

La entrada al Panteón es gratuita, pero si lo deseas puedes reservar este tour de 35 minutos con audioguía en español. De esta manera podrás aprender acerca de su impresionante historia y cómo se ha transformado un templo pagano en una iglesia cristiana.

8. La Fontana de Trevi

Fontana di Trevi
Fontana di Trevi | Fotografía de Michele Bitetto

A 650 metros del Panteón, tomando por Via del Seminario y Via delle Muratte, encontrarás uno de los lugares que ver en Roma imprescindibles y que disputa el cetro del más visitado: el Coliseo, al Panteón y a la Plaza de San Pedro. Además de su innegable valor histórico, ya que es un clásico arrojar tres monedas de espaldas a la fuente y pedir tres deseos, volver a Roma, enamorarse en Roma y casarse en Roma (debe ser, al cumplirse el primero de los deseos).

En 1732 el Papa Clemente XII llamó a concurso para otorgar la construcción de una fuente. Ganado por Nicola Salvi, la proyecto en barroco tardío y utilizó para la obra yeso, estuco, travertino, metales y mármol. La temática de la fuente es el mar, con un gran piletón rectangular con los bordes redondeados. En el centro Neptuno conduciendo un carro tirado por dos caballos, el de la izquierda desenfrenado y el de su derecha calmo, cada uno de ellos guiado por un tritón (alegoría de mar agitado y mar en calma).
A ambos lados de Neptuno las estatuas de “la salud” y “la abundancia” y las tres separadas por cuatro columnas. Por sobre las estatuas laterales dos bajorrelieves representan a Agripa ordenando la construcción de la fuente y la niña “virgen”, que indicó donde estaban los manantiales para coger el agua que alimentó a la fuente.

Al estar ubicada en la intersección de tres calles (trívium) adquirió el nombre de “Trevi”. Actualmente esta alimentada por uno de los acueductos de la época romana que trae el agua desde un manantial situado a 20 kilómetros.

↠ Consejo muy importante

No te bañes ni coloques tus pies en la fuente, pueden multarte e inclusive encarcelarte. Cuando visites la “Fontana de Trevi”, podrás decir que has conocido la fuente considerada “la más bella del mundo” y tal vez, (si arrojas las monedas) todos los sueños de tu Ilusión Viajera se cumplan.

Una buena opción es reservar este recorrido a pie por las fuentes y plazas de Roma, que incluye la Fontana di Trevi.

9. Visita algunas iglesias de Roma

La Basílica de San Pedro | Fotografía de Glavo

Roma tiene alrededor de 900 iglesias la mayoría de ellas son verdaderas obras de arte en cuanto a la parte edilicia, a tamaño y a contenido histórico. Cuatro de ellas son las más grandes del mundo:

  • La Basílica de San Pedro: en el Vaticano (de la cual nos ocuparemos),
  • La Basílica de San Giovanni in Laterano: es la segunda en tamaño, pero además es la catedral y sede episcopal del obispo de Roma. Se halla cerca de Monte Celio y técnicamente es la “madre y cabeza” (mater et caput) de todas las iglesias del mundo.
  • La Basílica de San Paolo Fuori le Mura: Construida en el siglo IV, donde fueran enterrados y se encuentran los restos de San Pablo y para protegerlo, en la edad media se construyó un muro. En 1823 la destruyó un incendio y fue reconstruida, conservando algunos de los originales.
  • La Basílica de Santa Maria Maggiore: Es la iglesia dedicada a la virgen María más grande de Roma. La embelleció Giuseppe Valadier, un arquitecto, urbanista, arqueólogo y orfebre italiano. En la iglesia está enterrado Gian Lorenzo Bernini, creador del estilo escultórico barroco que además fue arquitecto y pintor y un gran colaborador de la Roma papal.

Otras de las iglesias que visitar en Roma son: Basílica de San Pietro in Vincoli, Basílica de San Clemente al Laterano, Iglesia de Sant’Ignazio di Loyola, Iglesia del Gesù, Iglesia de Santa Maria della Concezione y la iglesia de Trinità dei Monti. Visitar algunas iglesias es una de las mejores cosas que hacer en Roma.

10. Plaza de España (Piazza di Spagna)

Plaza de España | Fotografía de 2pi.pl

Si has visitado la iglesia de Trinità dei Monti, tan solo deberás descender 135 escalones y estarás en Plaza de España. Es una de las más famosas de Roma y debe su nombre a que, está frente a la Embajada de España ante la Santa Sede (no confundir con la embajada española ante Italia), y es la más antigua del mundo. Anualmente es visitada por millones de turistas, mayormente por ingleses, norteamericanos y alemanes.

Realizada en estilo barroco por Francesco de Sanctis se construyó en 1725 para interconectar la embajada de los Borbones con la iglesia de Trinità dei Monti. Arquitectónicamente se trata de una larga y monumental escalera por la que podrás acceder a una serie de terrazas, ornamentadas con flores colocadas en espléndidas jardineras, que le dan un colorido y una belleza única.
A los lados de la aristocrática escalera y rodeando la plaza, verás el edificio de La Congregación para la Evangelización de los Pueblos (Propaganda Fide) de un lado, y por el otro la mencionada embajada.

En el centro de la plaza disfrutarás de la Fontana della Barcaccia construida por Gian Lorenzo y Pietro Bernini en 1629, desde donde podrás apreciar la plaza y la escalera con una vista de 360 grados. También visualizarás la columna de la Inmaculada Concepción, obra del arquitecto Luigi Poletti. La columna tiene una altura de 12 metros y en su remate una estatua de la Virgen María realizada en bronce.
Es importante saber que “no debes sentarte en las escaleras de Plaza de España”, ya que, esta expresamente prohibido, si lo haces pueden multarte. Piazza di Spagna, uno de los lugares que visitar en Roma imprescindibles.

11. El puente y el castillo de Sant’Angelo

Puente y Castillo de Sant’Angelo | Fotografía de Mauricio Artieda

De los monumentos más visitados en el centro histórico de Roma, debes visitar el puente y el castillo de Sant’Angelo (Castel Sant’Angelo). El castillo ubicado a 800 metros del Vaticano, se conecta con la Santa Sede por medio de un pasillo elevado, que tiene 3,5 metros de ancho por 14 de alto (Passetto di Borgo o solamente Passetto).

Para llegar al castillo puedes hacerlo cruzando El Ponte Sant´Ángelo (también Pons Aelius o Pons Sancti Petri) que fue construido por el emperador Adriano en el siglo II y es el más bello que cruza el río Tíber. Flanqueado por las estatuas de 10 ángeles, también tiene su historia siniestra, es que, antes del siglo XVI exhibían sobre el puente los cadáveres de los ejecutados.

El puente y el castillo Sant´Angelo son dos lugares que visitar en Roma imprescindibles. El castillo consta de siete niveles y podrás ver:

  • Tres primeros niveles: “El mausoleo real”. Durante la edad media el tercero se utilizó para almacenar cereales y aceite.
  • Cuarto nivel: verás el patio con un pozo y una capilla.
  • Quinto nivel: las fastuosas salas del renacimiento con frescos del pintor florentino Perín del Vaga (Pietro Bonaccorsi).
  • Sexto nivel: verás la biblioteca, la sala del Tesoro, la sala Adrianeo y la sala Cagliostra.
  • Séptimo nivel: encontrarás la sala de los archivos, el Salón de las Columnas y el Salón Redondo, que visto desde la terraza es impresionante, además desde allí verás toda la ciudad de Roma.

12. Jardines de Villa Borghese

Jardines de Villa Borghese
Jardines de Villa Borghese

Creado en 1605 por el cardenal Scipione Borghese para ser utilizada como residencia veraniega, en 1901 el Estado italiano lo adquirió para espacio público, siendo inaugurado el 12 de julio de 1903.
Ubicado entre la Plaza del Popolo y Plaza de España, sobre la colina Pinciano, es el jardín público más grande de Roma y uno de los más bellos del mundo.

Posee un lago artificial, casi quince fuentes, más de treinta monumentos, pabellones, museos, jardines ingleses e italianos y muchos atractivos, en especial para los niños. Podrás pasear por sus calles arboladas, caminar por la rivera de un lago entre templos, museos y hasta un bioparque (zoo) y disfrutar de calma y sosiego dentro de la agitada vida romana.

↠ Que visitar en los Jardines de Villa Borghese

Estos son algunos de los lugares que podrás visitar dentro de la Villa:

  • Museo y Galería Borghese: que es un museo de arte considerado entre los más importantes del mundo. Verás obras de Carracci, Rubens, Caravaggio, Rafael, Bernini, Vasari, y Tiziano entre otros.
  • El Museo de Arte Etrusco (Villa Giulia): con piezas como sarcófagos, artefactos y objetos de la antigüedad reunidos en excavaciones de Umbría, Etruria y el Lazio.
  • El Reloj de agua de Pincio (Hidrocronómetro): obra del sacerdote y físico Giovan Battista Embriaco. Como detalle de interés es de destacar que tiene la forma de un árbol y las manecillas representan flores, ideal para un jardín. Se halla en una isla montado en una torre.
  • El zoológico de Roma (Bioparco): sobre 17 hectáreas tiene 200 especies diferentes de animales sobre un total de 1100 especímenes, también alberga plantas exóticas.
  • Los jardines: Están divididos en seis sectores: Giardini Segreti, Giardini di Valle Giulia, Giardino Piazzale Scipione Borghese, Parco dei Daini, Giardino del Lago y Valle dei Platani.
  • Por último, la Galería Nacional de Arte Moderno: con obras de artistas de los siglos XIX y XX con profusión de cuadros de arte abstracto. Visitar los Jardines de Villa Borghese es uno de los más bellos lugares que ver en Roma.

13. Piazza del Popolo (Plaza del pueblo)

Piazza del Popolo | Fotografía de Wolfgang Moroder

Es una de las más bellas y más grandes de Roma y se halla cerca de Villa Borghese. Subiendo las escaleras llegarás a la cima de la colina Pincio desde donde podrás apreciar el Vaticano.
Para ingresar a la plaza deberás hacerlo pasando
la Porta del Popolo construida en el siglo XVI. La del centro es el doble de tamaño que las dos laterales y están separadas por ocho columnas. En los dos pares de columnas que separan la puerta mayor se hallan las estatuas de San Pedro y San Pablo y datan de 1638.

Inmediatamente después de ingresar, encontrarás la Basílica de Santa Maria del Popolo construida en el siglo XI. Gian Lorenzo Bernini la remodeló dándole aspecto barroco y en su interior verás maravillosas obras de arte como: la Asunción de Annibale Carracci, algunos frescos de Pinturicchio, la Crucifixión de San Pedro y la Conversión de San Pablo, de Caravaggio.
En el centro de la plaza observarás el
Obelisco Egipcio de 24 metros de altura y llevado a Roma por Augusto en el siglo XIII. Continuando verás las “Iglesias Gemelas”, Santa Maria en Montesanto que data de 1675 y Santa Maria dei Miracoli de 1678.

Por último te fascinarás viendo las fuentes de la Piazza del Popolo en las cuatro esquinas del obelisco, se hallan las palanganas que reciben agua de las fauces de igual cantidad de leones.
En las paredes curvadas de la plaza, otras dos fuentes con dos delfines cada una, pero con diferentes motivos, en una Neptuno con dos tritones y en la otra la Diosa Roma con las estatuas que representan a los ríos Tíber y Aniene con la loba Capitolina a sus pies. La Piazza del Popolo es otro de los bellos lugares para visitar en Roma.

14. La Piazza San Pietro, la Basílica de San Pietro y El Vaticano

↠ La plaza de San Pedro

Piazza San Pietro
Piazza San Pietro | Fotografía de Caleb Miller

Hasta 1667 la plaza estaba repleta de oratorios e iglesias, pero en 1656 el Papa Alejandro VII le encomienda a Gian Lorenzo Bernini el diseño de un espacio, para que el Papa pudiese impartir su bendición desde el balcón de la Basílica de San Pedro a la mayor cantidad de fieles posibles.

Ingresar a la plaza te causará una sensación indescriptible (seas o no católico o creyente de cualquier religión), ya que el ambiente emana un aire místico que no podrás evitar de sentir. Es que, con 284 columnas, 88 pilares y 145 estatuas de santos, Bernini consiguió darle una magnificencia que la hace única e irrepetible.
En el centro verás el obelisco egipcio flanqueado por dos bellas fuentes que le dan armonía y equilibrio a la plaza. Si quieres ver las columnas alineadas en una, busca en el suelo una inscripción que dice “Centro del Colonnato”, parándote allí verás lo que los arquitectos llaman punto de fuga.

↠ La Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro en Roma
Basílica de San Pedro | Fotografía de Red Morley Hewitt

Con una bella decoración barroca, ingresar a la basílica te impresionará por sus monumentos y altares, la estatua de San Pedro y la cúpula diseñada por Miguel Ángel, a la que podrás acceder por medio de un ascensor y luego 323 escalones. Desde allí podrás disfrutar de una espectacular vista de Roma.

Las dimensiones de la iglesia de San Pedro son realmente impresionantes, ya que tiene 218 metros de largo, 154 de ancho y 46 metros de alto. En su interior encontrarás una de las más famosa de las esculturas de Miguel Ángel: “La Pietá”, que, como curiosidad en 1972 al sufrir el ataque de un demente que la daño en una mano con un martillo, dejó en descubierto la letra “M”, que durante 500 años permaneció oculta y que, según dicen, llevan en las líneas de la palma de la mano los elegidos de Dios.

↠ El Vaticano

Interior del Vaticano en Roma
Interior del Vaticano | Fotografía de Global Media

Para ingresar al Vaticano podrás hacerlo por la calle Via di Porta Angelica hasta Viale dei Bastioni di Michelangelo y Viale Vaticano hasta llegar a los Museos Vaticanos. También puedes hacerlo por el pasillo que conduce al Vaticano desde el Castel Sant’Angelo. El recorrido comienza por la Pinacoteca, continúa por los Museos Egipcio y Etrusco. Luego llegarás al Museo Pío Clementino, Museo Chiaramonti y al Braccio Nuovo (Brazo Nuevo).

Después pasarás a la Galería de los Candelabros, a la de los Tapices y la de los Mapas Geográficos. Transitarás por el apartamento de San Pío V, las estancias de Rafael, el aposento De Borgia y finalmente a la “Capilla Sixtina”, llamada así por ser el Papa Sixto IV que ordenó construirla.

Esta capilla esta consagrada a la Virgen María y contiene frescos de Botticelli, Rafael y Miguel Ángel del que se destaca el que está considerado su mejor fresco: “El Juicio Final”. Por último, cabe destacar la belleza de los Jardines del Vaticano que datan de 1279 cuando fueron construidas por orden del Papa Nicolás III y están decorados con ninfos y fuentes en estilo italiano. El Vaticano con la Plaza San Pedro y la Basílica de San Pedro son tres lugares que visitar en Roma imprescindibles.

15. Barberini (Vía, Palacio y Plaza)

↠ Vía Barberini

Vía Barberini Roma
Vía Barberini | Fotografía de Chambres Hotes

Sobre esta vía se encuentra el Palacio Barberini y frente a él la Plaza Barberini. Maffeo Barberini fue el Papa Urbano VIII, famoso por su nepotismo y por haber enjuiciado a su gran amigo Nicolás Copérnico, a quien hizo retractarse (inquisición mediante) de su teoría heliocéntrica.

↠ El Palacio Barberini

Palazzo Barberini | Fotografía de Vlad Lesnov

Está ubicado cerca de la Fontana di Trevi, fue diseñado por Carlo Maderno, pero al morir éste la obra fue continuada por Bernini y Borromini, los que proyectaron la escalera helicoidal de Borromini y la impresionante escalera de Bernini. Hoy el palacio alberga la Galería Nacional de Arte Antiguo con obras de Caravaggio, Fra Filippo di Tommaso Lippi, Tintoretto, Tiziano, El Greco, Rafael con una de sus mejores obras “La Fornarina” y otros. El museo fundamentalmente abarca el renacimiento y el barroco.

↠ La Plaza Barberini

Piazza Barberini
Piazza Barberini | Fotografía de Imgur

Se encuentra frente al palacio y es conocida por las dos famosas fuentes de Bernini: La fuente del Tritón y La Fuente de las Abejas.
La Fuente del Tritón data de 1643 y en el centro esta representado el dios Tritón sentado en una concha abierta, con cuatro delfines que la sostienen. Una caracola vierte agua soplada por Tritón.

La Fuente de las Abejas también esta representada por una concha bivalva abierta en la que la inferior sirve de cuenco y la otra tiene tres abejas en la base que era el símbolo heráldico de la familia Barberini. Tiene una inscripción el latín que dice: “Urbano VIII, Pontífice Máximo, que construyó esta fuente para ponerla al servicio público de la ciudad, también construyó esta pequeña fuente en el año 1644, pontificado XXI”.
Visitar el legado de Barberini, es conocer uno de los lugares de interés en Roma, que nos dejó uno de los Papas más odiados de la historia.

16. Visita algunas catacumbas de Roma

Catacumbas Judías de la Vía Apia
Catacumbas Judías de la Vía Apia | Fotografía de GetYourGuide

Durante los siglos II al V las catacumbas se utilizaron para enterrar a los muertos sean paganos judíos o cristianos. Se llamaron así porque la palabra “catacumba” podría ser una mezcla del griego κατά “hacia abajo” y de la raíz latina -cumbo que significa “estar acostado”. En Roma hay unas sesenta catacumbas con cien kilómetros de túneles, de las que solamente cinco están habilitadas para visitar.
Poseían varias filas de nichos distribuidas laberínticamente y estaban ubicadas en las afueras de Roma ya que, estaba prohibido hacerlo en la ciudad.

  • Catacumbas de San Calixto: Son las más grandes y con más de 15 hectáreas fue utilizada para cristianos, judíos y paganos. Allí fueron enterrados cientos de mártires cristianos y 16 Papas. Están abiertas de jueves a martes, de 9:00 a 12:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas. Puedes reservar una visita guiada aquí.
  • Catacumbas de San Sebastiano: Llevan el nombre de un soldado romano que se convirtió al cristianismo y fue ejecutado. Tiene 12 kilómetros y es la segunda en importancia en Roma. Se encuentran abiertas de lunes a sábado, de 9:00 a 12:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas. Para visitarlas te recomendamos reservar este tour en bus, Via Appia y catacumbas San Sebastián.
  • Catacumbas de Priscilla: Pese a no ser las más visitadas, son muy importantes para la historia.
  • Catacumbas de Domitilla: Estas catacumbas llevan el nombre de la nieta de Vespasiano (de la familia Domitilla), se extienden por 15 kilómetros y están 16 metros bajo tierra. Abren de miércoles a lunes, de 9:00 a 12:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas.
  • Catacumbas de Sant’Agnese: Debe su nombre a que en ese lugar fue enterrada una joven y se representa con un cordero. Santa Inés (cuyo nombre de nacimiento fue Agnes) fue decapitada y es un símbolo de humildad, pureza y perseverancia. Abiertas de 9:00 a 12:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas; cerrado los domingos por la mañana y los lunes por la tarde.
Otra opción muy recomendable para visitar las catacumbas romanas es reservar ese tour subterráneo por las catacumbas. El itinerario incluye visitas a la mayoría de los lugares más insólitos, misteriosos y extravagantes de la Ciudad Eterna.

17. Los baños termales romanos (Le terme)

Uno de los temas que siempre estuvo latente en la antigua Roma fue referente al agua. Sus acueductos, sus puentes y sus termas ocuparon un lugar de privilegio en la planificación diaria de la vida de los romanos. Tu itinerario por la “ciudad eterna” no estará completo si no visitas alguna de los baños termales de Roma. Los más importantes son:

↠ Las Termas de Trajano (Terme di Traiano)

Las Termas de Trajano
Las Termas de Trajano | Fotografía de Tendências do imaginário

Ubicada en la colina del Oppio (Colle Oppio) fueron construidas en el año 109 y ese mismo año quedaron inauguradas al público. Cubrían un área de 60.000 metros cuadrados distribuidos entre edificios y las salas subterráneas que enlazaban las habitaciones con los baños.

Disponía de varias entradas para acceder a las termas, pero la principal era la que daba a “la natatio” que era una gigantesca piscina de agua fría, luego se pasaba al frigidarium y finalmente la sala de baños calientes. Los vestuarios y gimnasios se hallaban a los lados. Actualmente solo queda la exedra del gimnasio y parte de un edificio que correspondía al pabellón de caza de los Brancaccio.

↠ Las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla
Las Termas de Caracalla | Fotografía de Ethan Doyle White

Fueron construidas entre el 212 y 217 por el Emperador Caracalla y fue una de las más grandes de la antigua Roma. Inspirada en los baños de Trajano constaba de un gran recinto cuadrado para los servicios, con el centro destinado al baño. Podía albergar 1500 personas y tenía casi 400 metros por lado.
Las termas eran dedicadas al cuidado corporal, el deporte y el baño, pero además había espacios para caminar e incluso estudiar. Tenía cuatro puertas de ingreso: el tepidarium, el frigidarium, el calidarium y la natatio.

↠ Las Termas de Tívoli (Bagni di Tivoli)

Bagni di Tivoli
Bagni di Tivoli | Fotografía de Quarta Hospitality Roma

Dicen que fueron fundadas por los antiguos habitantes de la región, quizás sean las más antiguas de Roma. El agua proviene de dos lagos, el lago Colonelle y el lago Regina y son del tipo sulfurosas y blanquecinas (albule), con una temperatura de 23 grados que se mantiene todo el año. Están indicadas para el tratamiento de inhalación y baños de lodo para combatir la psoriasis, el acné, la dermatitis seborreica, las alergias cutáneas y la micosis.
Además, es efectiva para muchas enfermedades del oído. Las termas son una de las grandes atracciones de Roma que debes visitar.

18. Los museos de Roma

Museos Capitolinos de Roma | Fotografía de HiSoUR

En Roma existen cerca de 150 museos, no debes olvidar que sus más de 2000 años de historia atesoraron miles de piezas y objetos del que fue el imperio más grande del mundo occidental. Algunos de los más importantes de los museos que visitar en Roma son:

↠ Los Museos Capitolinos

Es el museo público más antiguo de Europa, ya que data de 1471 cuando Sixto IV donó al pueblo de Roma una serie de estatuas de gran valor histórico para los romanos. Ubicado en dos edificios en la plaza del Campidoglio es el museo municipal más importante. Allí se encuentra la estatua de la Loba Capitolina que amamantó a Rómulo y Remo.

↠ Galería Villa Borghese

El parque de Villa Borghese alberga tres museos. La Galería es uno de los más famosos museos de arte del mundo. Conserva esculturas de Bernini y Cánovas entre otros y pinturas de Caravaggio y Tiziano.

↠ Galería Nacional de Arte Moderno

También ubicado en Villa Borghese, está considerado como uno de los mejores museos de arte de Italia y allí podras ver obras de Claude Monet, Vincent Van Gogh, Paul Cézanne, Antonio Canova y otros.

↠ Villa Giulia

El Museo Etrusco de Villa Guilia fue creado en 1889 y como su nombre lo indica posee una gran colección de obras del mundo etrusco y de la época prerromana. Es el tercero que se ubica en Villa Borghese.

Otros museos importantes son: Palacio Altemps, Palacio Barberini, Palacio Doria Pamphilj, Palazzo Massimo, los MUSEOS CIENTÍFICOS (Planetario y Museo Astronómico y Museo cívico de zoología), Termas de Diocleciano, Cripta Balbi y muchos otros. Si quieres conocer museos en Roma, puedes hacer un itinerario bastante completo, ya que los hay de todo tipo y para todos los gustos. Conocer los museos de Roma es una de las mejores cosas que hacer en Roma.

Si en tu viaje a Roma planeas visitar muchos lugares históricos, quizás te convenga comprar la City Pass de Roma. Con esta tarjeta tendrás entrada rápida a las principales atracciones de la ciudad y descuentos en más de 30 monumentos.

19. Visitar algunos barrios de Roma

↠ El distrito de Trastevere

Trastevere Roma
Trastevere | Fotografía de Anna Berkut

Este barrio medieval romano está de moda entre los jóvenes que siguen las últimas tendencias y con marcadas inquietudes culturales. Se trata de un barrio italiano clásico, sin estridencias y sin afectaciones. En el trato con sus habitantes, podrás apreciar el “ser italiano” en toda su dimensión.

Caminar por sus estrechas calles ornadas con flores, te brindará el placer de “sentirte en casa”. Con una diversidad de trattorías, tiendas de artesanías y bares con “birra” artesanal podrás hacer un paseo por la Piazza Santa María en Trastevere y la Piazza de San Calisto. Además, Trastevere es una de las mejores zonas para alojarse en Roma y será una bonita experiencia en tu tour romano.

↠ Barrio San Lorenzo

Barrio San Lorenzo Roma
Barrio San Lorenzo | Fotografía de Culture Trip

Un bello barrio, con una nutrida vida nocturna, este distrito es poco conocido, por lo tanto, es ideal para visitar lejos de la vorágine de la Roma más turística. Un barrio de gente de trabajo, abarrotado de estudiantes por ser una zona universitaria y con artistas callejeros. Posee desde tiendas extravagantes hasta galerías de arte moderno y pubs para disfrutar de una cerveza a un precio módico. Un lugar imprescindible para visitar en Roma.

↠ El distrito de Aventino

Distrito de Aventino | Fotografía de RomeVaticanCard

Ubicado sobre el Monte Aventino, en las cercanías del Coliseo, plaza Venecia y el Campidoglio, es una zona residencial de Roma y uno de los barrios más elegantes. Con hermosos parques y plazas, bellos jardines y villas exuberantes, está lleno de bares, restaurantes y hoteles.

Cuenta con uno de los grandes secretos de Roma “il buco della serratura” (el agujero de la cerradura). Lo encontrarás en la Plaza de los Caballeros de Malta (Piazza dei Cavalieri di Malta). Si miras a través del ojo de la cerradura del Portón de los Caballeros, verás la cúpula de la iglesia de San Pedro. Un espectáculo digno de observar, previo hacer una fila de todos los que fueron advertidos de este espectáculo inusual y exclusivo. Un barrio que debes conocer en la “Ciudad Eterna”.

Otros barrios romanos que merecen ser visitados son: Pigneto, Monti, Testaccio, Ostiense, Celio y muchos más. Conocer los barrios de Roma es un placer que no debes perderte.

20. Civitavecchia

Civitavecchia - Que visitar en Roma
Civitavecchia | Fotografía de Marítima Sailing

Por último, si bien se encuentra a poco más 70 kilómetros de Roma, no puedes dejar de conocer Civitavecchia. Esta bella ciudad tuvo su origen en un asentamiento etrusco que, a través del tiempo fue un bastión estratégico romano, a partir del momento que el emperador Trajano fundó la ciudad. Cada año más de cinco millones de personas abordan cruceros, ferrys y yates desde aquí para viajar a algunas de las 15 islas italianas que debes conocer imperdibles.

Rica en monumentos y sitios arqueológicos, aún conserva restos de sus murallas construidas en la época medieval. Desde Plaza Leandra podrás llegar a la Iglesia de la Estrella (Chiesa della Stella), luego atravesarás la Puerta de Archetto (Porta dell Archetto) y arribarás a la Plaza Saffi (Piazza Aurelio Saffi).

Conocer el puerto es un paso obligado que incluye la “Antigua Roca de Civitavecchia” (ruinas de un antiguo castillo medieval), el “Muelle Lazareto” (edificio gemelo al Fortin San Pedro que, cuando en 1656 se difundió una epidemia de peste se convirtió en lazareto), el “Fortín de San Pedro” (fue una torreta que hacía la función de faro) y la Fontana de Vanvitelli (llamada así por ser construida por Luigi Vanvitelli).

↠ Otras atracciones de Civitavecchia

El Fuerte Michelangelo y el Puerto Histórico de Civitavecchia, las termas Taurinas, las termas o baños de La Ficoncella, el Santuario de la Madonna de Pantano, la Marina y el Pirgo, el Mercado y la Catedral de Civitavecchia. Por supuesto no podrás abandonar Civitavecchia sin antes haber probado sus famoso platos como la Sopa de Pescado Civitavecchia, los pulpitos Escalfados, los calamares rellenos, los Fettucini “allo Scoglio” (con frutos de mar). Sólo después podrás decirle adiós a Civitavecchia, una ciudad que visitar en Roma imprescindible.


Visitar Roma es conocer el lugar donde se habló latín, el idioma que dio origen a cinco lenguas (español, italiano, francés, portugués y rumano), donde las obras de ingeniería de hace dos mil años aún hoy despiertan admiración, donde se sentaron las bases de las leyes de muchos países por imperio del “derecho romano” y donde a cada paso encontrarás un fragmento de historia, de arte y de cultura. Por eso la ciudad creada por Rómulo y Remo es “la Ciudad Eterna”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.