• Menú
  • Menú
Ruta del Agua de Taramundi

Ruta del Agua: la más elegida de Taramundi

La Ruta del Agua es una de las más tradicionales de Asturias. Forma parte de las 20 primeras del principado (PR-AS 17, donde PR significa Pequeño Recorrido y 17 el orden de homologación). Es la más larga y la más transitada de las rutas de Taramundi y nos permite disfrutar de la tradición rural y de las hermosas vistas del Valle del Río Turía.

El Sendero interpretativo de Taramundi

Entonces, técnicamente la Ruta del Agua es una PR, pero si quisiéramos hacerlo de manera más explícita, podríamos llamarlo un sendero interpretativo, la diferencia es que, no solo se refiere al aspecto paisajístico y natural, sino también al didáctico.

Su recorrido es de 14 kilómetros, y de dificultad baja. Podrás transitar por un maravilloso ambiente natural que te permitirá admirar la flora, la fauna, la geología, la cultura y la rica historia de este encantador paraje asturiano. Durante su trayecto, no solo disfrutarás de las ventajas del senderismo en sí. Además, obtendrás hermosas vistas y esa sensación de paz y bienestar, que solo se consiguen en un entorno bello, natural e histórico.

Consejos para hacer la Ruta del Agua

Barrizal en la Ruta del Agua
Barrizal que nos encontramos en el camino

Es importante saber que la ruta tiene una señalización con dos rayas horizontales pintadas en distintas partes del trayecto. Si las encuentras horizontales significa que vas bien, en cambio, si las encuentras en forma de cruz, te has equivocado de camino.

Al ser una ruta de dificultad baja, el equipamiento necesario no es tan amplio. Nosotros fuimos equipados con ropa cómoda y calzado de deporte. Sin embargo, si tienes la posibilidad de llevar unas botas de senderismo o montaña, es recomendable ya que en días de lluvia puedes encontrar algunos barrizales. En cuanto a los bastones de trekking, nosotros no los hemos llevado. No obstante, puedes aprovecharlos para el tramo de la cascada que os contaremos más adelante. También podéis llevar agua y algo de comida, aunque encontraréis una fuente de agua potable en el camino y sitios donde comer en las aldeas de la zona.

Comienzo de la travesía

Museo de los Molinos en la Ruta del Agua
Visita al Museo de los Molinos en Mazonovo

En cuanto terminamos de desayunar, nos dirigimos a la Oficina de Turismo de Taramundi. Allí nos atendió amablemente Ramón García Cabello junto a su compañero Héctor Martínez Leiras. Nos dieron absolutamente todas las indicaciones para que no perdiéramos detalles de la caminata, ya que íbamos a hacerlo con nuestros niños pequeños.

Desde allí partimos rumbo a Mazonovo que se encuentra a 800 metros de la oficina y que es el asiento del Museo de los Molinos. Arribamos al momento justo de la apertura al público, por lo que, decidimos visitarlo. La visita es libre (no hay guías) y es de propiedad privada, por lo que debimos abonar un pequeño arancel (que valió la pena).

Este maravilloso complejo hidráulico, ubicado entre los ríos Turía y Cabreira, se compone de 19 molinos, es el más grande de España y contiene 8 molinos manuales, 6 hidráulicos, 2 especiales y 3 para niños. Tras ver un breve vídeo, comenzamos a caminar entre los diferentes tipos de molinos, vimos su funcionamiento, los saltos de agua que los componen, la integración de las máquinas con el paisaje que los circunda y hasta los manipulamos para ver cómo funcionan.

Los horarios y las tarifas del Museo de los Molinos son los siguientes:

  • Horarios en julio y agosto: lunes a domingo de 10:30 a 13:30 y de 14:30 a 19:30 horas.
  • Resto del año, fines de semana y puentes: de 10:30 a 13:30 y 14:30 a 19:00 horas.
  • Tarifas: Individual 3,9o €, Niños (Menores de 10 años) 1,5 € y Grupos (más de 20 personas) 2,9o €

La Ruta del Agua de Taramundi

Sendero Ruta del Agua
Sendero que da comienzo a la Ruta del Agua

Al finalizar nuestra visita al Museo de los Molinos, pasamos por el caserío de A Granda, que está a solo 200 metros. Continuando por la vera del río Turía, tomamos el sendero que da comienzo a la Ruta del Agua. A simple vista nos vimos rodeados de un bosque de castaños y alisos, pero a pocos metros lo primero que encontramos es el Puente de La Escaderna. Este puente refleja la historia y la construcción tradicional de la población local. Antiguamente, era utilizado para el transito de las personas, pequeños carros y animales de carga que cruzaban el río Turía.

Puente de la Escaderna
El Puente de La Escaderna

Siguiendo por el sendero, precisamente en el kilómetro 2,44, encontraremos un pequeño desvío hacia la derecha que nos lleva a uno de los lugares más bellos de la zona: la Cascada de la Salgueira. El trayecto es de dificultad baja y son dos kilómetros entre ida y vuelta por un sendero que transcurre al lado del arroyo La Salgueira. Este desemboca en el río Turía tras una serie de saltos menores, del cual el más grande es la cascada, que tiene 50 metros y que provoca un gran estruendo en su caída. Nosotros lo hicimos con nuestros niños pequeños y fue una aventura súper entretenida que duró unos 30 minutos.

La Cascada da Salgueira
La Cascada da Salgueira

Visita al pueblo de Esquíos y el Museo Etnográfico

Después de conocer la cascada de A Salgueira, continuamos viaje durante 1 kilómetro y llegamos a la aldea de Esquíos, donde nos detuvimos para visitar el Museo Etnográfico y el taller de navajas artesanales.

Se trata de un conglomerado privado en una casa de familia. Aquí se conservan más de 1000 herramientas y utensilios, máquinas de coser, maquinas de liar cigarros, un cabazo tallado de más de 80 años (único, en perfecto estado de conservación) y un guincho de los años 40, que se utilizaba para subir cosechas. El museo ocupa aproximadamente 300 metros cuadrados y Martín Lombardía, descendiente en tercera generación de una familia de “ferreiros”, nos demostró en el taller familiar la elaboración de una navaja, la evolución y la historia de la cuchillería de Taramundi.

Museo Etnográfico de Esquíos
El Museo Etnográfico de Esquíos

Estos son los horarios y los precios para visitar el Museo Etnográfico de Esquíos:

  • Julio (hasta el día 16): de Lunes a Viernes de 11:00 a 16:00 horas. Sábado y domingo de 11:00 a 17:00 horas.
  • Julio (desde el día 17), Agosto y Septiembre (hasta el día 13): Diariamente de 11:00 a 19:00 horas.
  • Septiembre (desde el día 14), Octubre, Noviembre y Diciembre: Lunes a Viernes de 11:00 a 16:00 horas. Sábado y Domingo de 11:00 a 17:00 horas.
  • Precios de las entradas: Adultos 2.50 euros, Niños (hasta 12 años) gratis, Descuentos para grupos (consultar en su pagina web).

Tramo entre Esquíos y As Veigas

As Veigas
As Veigas, un pueblito encantador

Al terminar la visita teníamos dos opciones: ir hacia la aldea de Os Teixois o a la de As Veigas. Optamos por esta segunda, ya que la idea era ocupar el siguiente día para realizar la Ruta de Os Teixois. La senda entre Esquíos y As Veigas discurre en un bosque de abedules, robles y castaños, surcados por algunos riachuelos que desembocan en el valle sobre el río Turía.

Llegamos a As Veigas, que es un bonito ejemplo del desarrollo del turismo rural de Taramundi. Esta aldea, de casas con paredes de piedra y techos de pizarra nos sorprendió por su belleza y la amabilidad de su gente. Habían pasado más de tres horas desde que salimos de Taramundi y nuestros estómagos solicitaban urgentemente alimentos.

Nos dirigimos al restaurante que se halla en el lugar y allí Alfredo, hijo de la propietaria, nos atendió solícitamente preparándonos una mesa al aire libre. Comimos chorizo a la sidra (el mejor que probamos), tortilla a la española tradicional, trucha con pimientos y el afamado churrasco de As Veigas. Las exquisiteces fueron preparadas por Rosa con ingredientes naturales de su propia quinta, totalmente libre de agroquímicos.

Si aún te queda energía…

Os Teixois en la Ruta del Agua
Vistas de Os Teixois

Junto al Río Turía, precisamente a su derecha, encontrarás el viejo camino que lleva hacia el Conjunto Etnográfico de Os Teixois, uno de los sitios más espectaculares que puedes visitar en Taramundi. Allí podrás ver un conjunto de ingenios hidráulicos que funcionan con la fuerza del agua. Entre ellos un molino, la rueda de afilar, el batán, el mazo y hasta una de las primeras centrales eléctricas de Taramundi. Sin embargo, como os dijimos antes, nosotros nos reservamos el siguiente día para hacer la ruta hacia Teixois y aprovechar la visita al máximo. No obstante, si aún tenéis energías, podéis tomar el camino mencionado y llegar a esta preciosa aldea.

El Regreso a Taramundi

Hecho esto emprendimos el regreso a Taramundi, después de haber pasado una jornada intensa y gratificante en la Ruta del Agua. Podemos decir que disfrutamos de un entorno paisajístico de excepción y de la cordialidad característica de los lugareños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.