• Menú
  • Menú
Que ver en Cangas de Onís

Cangas de Onís: que ver en el pueblo y alrededores

Entre montañas de roca caliza y el mar Cantábrico, Cangas de Onís es conocido como uno de los pueblos más bonitos de Asturias que debes conocer. Amo y señor de una historia fascinante, una naturaleza increíble, una exquisita gastronomía, un sinfín de senderos de montaña y el honor de haber sido la primera capital de España.

Cangas de Onís, ostenta la fama que le concede el Descenso Internacional del Sella (Les Piragües), que se celebra exactamente el sábado siguiente al 2 de agosto de cada año. También, ser la puerta de los Picos de Europa y haber sido designado como el pueblo mágico de 2021. Con un bello casco antiguo, una buena oferta de alojamientos, restaurantes y servicios de calidad, visitarlo más que un derecho, es casi una obligación.

Cangas de Onís, primera capital de España

En el año 722, se libró la épica batalla de Covadonga, en la que Don Pelayo derrotó a los musulmanes, dando inicio a la conquista cristiana sobre la península ibérica. Tras su triunfo, se proclamó rey e instaló su reinado. En Cangas de Onís, creó el reino de Asturias, se estableció la primera corte y se habló de recuperar España. Un término que, según algunos historiadores, nace por deformación de la palabra “Hispania”, que es como los romanos llamaban a la Península Ibérica. A Don Pelayo lo siguieron Favila, Alfonso I y Fruela, quienes fueron los que reconquistaron Toledo y luego Granada, haciendo que Cangas de Onís fuera la capital histórica de España.

Vistas desde el puente
Vistas desde el Puente Romano

Como llegar a Cangas de Onís

Si bien hay varias maneras de llegar a Cangas de Onís desde diferentes puntos, aconsejamos hacerlo en autobús o en coche. Hacerlo de otra manera implicaría realizar transbordos y combinaciones que ocasionan demoras y aumentos de costos.

Desde Oviedo

  • En autobús: Tiempo: 1 hora 30 minutos, Distancia: 76,8 kilómetros.
  • Coche compartido: Tiempo: 1 hora 27 minutos, Distancia: 69 kilómetros.
  • Coche o taxi: Tiempo: 1 hora.

Desde Gijón

  • En autobús: Tiempo: 2 horas 38 minutos. Distancia: 74,9 kilómetros.
  • En coche o taxi: Tiempo: 57 minutos, Distancia: 71,5 kilómetros.

La mejor época para visitarlo

Con un clima oceánico, Cangas de Onís tiene, tanto en verano como en invierno, temperaturas suaves y abundantes precipitaciones. La mejor época para visitar Cangas de Onís es de julio a septiembre, ya que registra una temperatura que varía entre 20 y 24 grados y registra menos lluvias.

Durante el otoño y la primavera, disfrutarás de los paisajes y los colores, de manera más íntima, con una menor afluencia de visitantes. Si lo tuyo es la nieve, el invierno, si bien es moderado, te ofrece la oportunidad de gozarla a pleno. Solo deberás abrigarte un poco más.

Dónde alojarse en Cangas de Onís

En Cangas de Onís y alrededores, hay 140 Casas rurales. Además, dispone de una interesante cantidad de hoteles, desde cuatro estrellas los de lujo, ubicados desde 900 metros del centro histórico hasta los 7,6 kilómetros de distancia, y más económicos para todos los presupuestos.

Dónde probar la gastronomía local

Fabada típica de Asturias
Fabada típica de Asturias

Además de sus quesos apreciados mundialmente, cuenta con reconocidos chefs, que ostentan varias estrellas Michelin. Entre los restaurantes y sidrerías donde puedes comer en Cangas De Onís, destacan El Molín de la Pedrera, Los Arcos y El Cenador de los Canónigos, La Sifonería, y El Polesu /Casa Pinin, por dar algunos nombres. Si quieres disfrutar de un café en un lugar diferente a 2000 metros de “El Puentón”, puedes visitar el Parador de Cangas de Onís, que se ubica en un viejo monasterio, a orillas del río Sella.

Qué ver en Cangas de Onís

Son muchas y variadas las atracciones que nos brinda Canga de Onís por su estratégica ubicación, su exquisita gastronomía, por su centro histórico, sus miradores y por ser uno de los pueblos más bonitos de los Picos de Europa. Además, como ya mencionamos, es una de la etapas de la famosa competencia internacional “Descenso del río Sella”.

El Puente Romano

Puente Romano - Que ver en Cangas de Onís
El Puente Romano

Lo primero que veremos a nuestro arribo es el Puente Romano, ya que se ubica en la entrada del pueblo. En realidad, no fue construido por los romanos, dado que data de la Edad Media, aunque podría ser que se haya edificado sobre los restos un antiguo puente de origen romano.

También se lo conoce como “el Puentón”, que consta de tres arcos sobre el río Sella y en el mayor cuelga la Cruz de la Victoria, (la que vemos actualmente es una copia, la original está en la Cámara Santa de Oviedo), el símbolo más importante de Asturias, que aparece tanto en su bandera como en su escudo, en el que reza la frase “Minima Urbium, Maxima Sedium” (la ciudad más pequeña, fue la sede más grande).

El Centro histórico

Centro Histórico de Cangas de Onís
El centro histórico de Cangas de Onís

Estamos ante uno de los pueblos medievales de Asturias más importantes y su centro histórico, si bien no es muy amplio, es agradable y encantador. Comenzando por el Ayuntamiento, situado en Av. Covadonga, 21, y la Oficina de Turismo ubicada en la antigua Casa Riera, una hermosa construcción de estilo indiano. También, el Mercado de Cangas de Onís que se encuentra frente a la plaza homónima o el Palacio Cortés y las bellas calles peatonales. Por ejemplo, la calle Don Pelayo repleta de tiendas y pequeños comercios que llenan de vida las calles y, por supuesto, muchos restaurantes y sidrerías.

Uno de los monumentos más importantes que visitar en Cangas de Onís es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se halla frente a una pequeña plaza y que llama la atención por su campanario de tres pisos en forma de escalones. Albergan seis campanas, y en su interior se exhiben pinturas de Casimiro Baragaña. Frente a la plaza se erige majestuosamente una estatua de Don Pelayo.

Sobre la calle D. Constantino Glez, construida sobre un dolmen de 4000 años, en 737 el rey Favila erigió la primera iglesia cristiana después de la reconquista: la ermita de la Santa Cruz, que albergó la Cruz de madera que enarboló Don Pelayo en la batalla de Covadonga, que fue llamada la Cruz de la Victoria.

Ruta de los miradores

Vistas desde el Mirador del Fitu
Vistas desde el Mirador del Fitu

Una de las cosas que hacer en los alrededores de Cangas de Onís es visitar los miradores. Estos te permitirán obtener vistas impresionantes de los Picos de Europa:

  • Mirador de Següencu: Situado a unos 750m de altitud, se encuentra a 9,1 kilómetros de Cangas de Onís. Desde allí se puede divisar la Basílica de Covadonga, el valle de Cangas de Onís y el mar Cantábrico.
  • Mirador del Fitu: A solo 16 kilómetros de Cangas de Onís, puedes obtener fotografías del Cantábrico y de las montañas, desde una plataforma de hormigón, ubicada a 1100 metros de altura.
  • Mirador de Pedro Udaondo Echevarria: Se halla en una pequeña montaña cerca de la aldea de Asiegu, a 30 kilómetros de Cangas de Onís, desde allí tienes la mejor vista panorámica del Naranjo de Bulnes.

La Cueva – Santuario de Covadonga

Santuario de Covadonga
Santuario de Covadonga

Ubicada a 10,2 kilómetros de Canga de Onís, en las estribaciones del Monte Auseva, la Santa Cueva de Covadonga, es una de las principales atracciones del concejo. La imagen de la virgen es del siglo XVIII y para llegar hasta allí hay que subir por 101 escalones. Cuenta la leyenda que Don Pelayo derrotó a los musulmanes, y que se refugiaban en la cueva, alimentándose de la miel de las colmenas, que las abejas habían construido en las rocas. Para visitarlo puedes reservar una excursión desde Cangas de Onís o hacerlo por tu cuenta.

Los lagos de Covadonga

Lagos de Covadonga - Que ver en Cangas de Onís
Los lagos de Covadonga, una de las mejores cosas que ver cerca de Cangas de Onís

Situados en pleno corazón de los Picos de Europa, es uno de los mejores lugares que ver en Asturias. Estos lagos de origen glaciar, formados por deshielo, tienen una belleza realmente incomparable. Está formado por tres lagos: el Enol y la Ercina son los más grandes y uno más pequeño, el Bricial. Se hallan a 21,6 kilómetros de Cangas de Onís y a 12,6 del Santuario. Están situados a más de 1000 metros de altitud y para visitarlos puedes hacerlo reservando una visita guiada. En caso de visitarlos por libre, debes partir muy temprano, ya que, durante semana santa, verano y ciertos puentes, la carretera permanecerá cerrada al tráfico entre las 8:30 y las 21:00.

Descenso del río Sella

Si quieres una experiencia inolvidable, debes realizar el descenso del río Sella. Solo tendrás que alquilar una canoa o un kayak y que la corriente te lleve a través de paisajes alucinantes. Si lo deseas, puedes detenerte para descansar o comer en cualquiera de las playas fluviales del recorrido. En algunos puntos las corrientes y los rápidos estimularán tu adrenalina y alcanzarás la diversión máxima.

Esta aventura puedes hacerla en cualquier época del año y, si concurres después del 2 de agosto, durante el primer sábado posterior, podrás participar de la competencia Descenso Internacional del Sella, también conocido en Asturias como la fiesta de Les Piragües.


Estas son algunas de las razones, por la que debes visitar Cangas de Onís. Tu placer será total cuando pruebes la exquisita cocina que te brinda, ya que los manjares están elaborados con materias primas autóctonas de la región, obtenidas en las explotaciones agrícolas y ganaderas de la zona. Visita Cangas de Onís, que por algo ha sido elegido pueblo mágico de 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 comentarios