• Menú
  • Menú
Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri, el pequeño paraíso de Asturias

Gulpiyuri es una bella playa que se encuentra en el concejo de Llanes, uno de los municipios con las mejores playas asturianas. Precisamente a la altura del pueblo de Naves, al este del Principado de Asturias. Es extraña y enigmática, y desde 2001 fue declarada Monumento Nacional, además, está considerada como la más pequeña del mundo. Pero no termina allí su récord, porque pese a que tiene arena y agua marina, no está frente al mar, su horizonte es un acantilado y a sus espaldas posee un verde prado. Pero ¿cómo es esto posible? Vamos a mostrarte paso a paso, todo lo que debes saber para ir a la Playa de Gulpiyuri, un Paisaje Protegido de la Costa Oriental asturiana.

¿Cómo se formó Gulpiyuri?

Como se formó Gulpiyuri
Roca caliza en un extremo de la playa

Por la acción del mar se fue creando una cueva en la roca caliza del lugar y, a través de los siglos se formó un hueco de 50 centímetros de diámetro y 100 metros de longitud. Ese hueco permitió el hundimiento (llamado dolina) y, a través de esa dolina, de acuerdo a las mareas, el agua y la arena (mayormente de cuarzo) penetraron hasta alcanzar la depresión, dando origen a la playa de Gualpiyuri, cuya agua se renueva constantemente por acción de las mareas. Como dato curioso diremos que, según Wikipedia, la piscina que se forma podría ser un pequeño mar interior, lo que haría que también sea “el mar más pequeño del mundo”.

Cómo llegar a Gulpiyuri

Cómo llegar a Gulpiyuri
Camino hacia la playa

Se ubica al norte de un pequeño pueblo llamado Naves, que se halla a 13 kilómetros de Llanes. Para acceder a la Playa de Gulpiyuri debes coger la Autovía del Cantábrico y, tomar la salida 313 (Naves-Villahormes-Hontoria) hasta llegar a Naves. Luego hay que tomar la carretera que cruza por arriba de la autovía hasta meterse en una pequeña calle con una cuesta hacia abajo.

Continúa por el camino de asfalto y, cuando este se haga de tierra, varios carteles te indicarán dónde aparcar el coche. Suele haber sitio para dejar el coche, pero mejor ir con tiempo para evitar cualquier imprevisto (sobre todo en temporada alta). Luego tendrás que caminar por el pequeño sendero de tierra señalizado, durante unos seis o siete minutos hasta arribar al acceso de la playa. Con el Google Maps nosotros hemos llegado perfectamente.

¿Cuándo es la mejor época para ver Gulpiyuri?

Playa de Gulpiyuri desde arriba
Así se ve la Playa de Gulpiyuri desde arriba

La mejor opción sería fuera de la temporada alta, donde encontrarás menos gente y más libertad para conocer no solo la playa en sí, sino también su hermoso entorno. La época ideal es mayo o septiembre donde las condiciones climáticas son relativamente favorables para encontrarla con marea alta, y la cantidad de turistas y curiosos de vacaciones disminuye.

Debido a que su formación depende exclusivamente de las mareas y el viento, es muy importante, cuando vayas a visitarla, que tengas en cuenta esos factores para evitar encontrar la playa con la marea baja, lo cual sería una pena. Es por eso, que te aconsejamos consultar la tabla de mareas y vientos del Ayuntamiento de Llanes, correspondientes a ese día.

¿Cómo es la Playa de Gulpiyuri?

Gulpiyuri con la marea alta
Gulpiyuri con la marea alta

Cuál si un genio te cumpliera un deseo, Gulpiyuri aparecerá ante tu vista en la mitad de verdes campos, rodeada con una barrera de rocas que la separa del mar, por la que se filtra el agua, pudiendo incluso apreciar el ascenso y descenso del agua con las mareas. Con una longitud de de 50 metros, arena blanca muy fina y una profundidad que nunca pasa de un metro y medio, para mojarte totalmente, deberás tumbarte para hacerlo.

Es elegida por muchas familias por ser una playa resguardada respecto del fuerte oleaje del Cantábrico, y pese a que no dispone de servicios y es bastante difícil de acceder, es discreta, lo que la hace perfecta para que los niños puedan disfrutarla. Por supuesto que os recomendamos daros un baño ya que está permitido meterse al agua, que por cierto, es bastante fresca.

No debes de olvidar de llevar una buena provisión de agua, algo para comer y elementos de primera necesidad, ya que la aldea más cercana es Naves, y para llegar a ella debes realizar una pequeña travesía por un camino agrícola. Carece de chiringuitos para comer, hamacas y duchas y solo hallarás naturaleza, lo que le da un valor agregado a su belleza.

Camino hacia la parte alta de Gulpiyuri
Camino hacia la parte alta de Gulpiyuri

Si buscas aventura, no dejes de explorarlas zonas de sus alrededores, ascendiendo por el camino que encontrarás a la izquierda de la playa. En la parte alta encontrarás unas increíbles vistas de la playa. Si sigues subiendo llegarás a los rocosos acantilados para observar la grandiosidad del Cantábrico y perderte entre los prados que la circundan.

Las vistas desde arriba en Gulpiyuri
Las vistas del Cantábrico desde arriba

¿Qué puedes ver y hacer en las cercanías?

No te pierdas la ocasión de conocer Llanes y Ribadesella, dos ciudades cercanas muy cómodas y bonitas. Nosotros nos acercamos a la Oficina Municipal de Turismo de Llanes, donde nos dieron información con varias rutas interesantes. También, a tan solo 15 minutos a pie, podrás visitar los Bufones de Pría una aparición similar a Gulpiyuri en cuanto a su proceso de formación natural. A solo 800 metros podrás conocer la Playa La Huelga con sus famosas “esculturas” naturales causadas por la erosión.

A 1 kilómetro, encontrarás la Playa de San Antolín, a la que podrás llegar caminando y es uno de los mejores planes. Sin embargo, si quieres cambiar de ambiente, a tan sólo 3800 metros no dejes de visitar la Ensenada de Niembro, que junto al Camposanto y a la Iglesia de Niembro lo convierten en un lugar maravilloso.

¿Dónde alojarse para visitar Gulpiyuri?

Muy cerca de la playa de Gulpiyuri hallarás una extensa y variada gama de alojamientos donde dormir. Desde hoteles de cinco estrellas hasta hostales, apartamentos, casas rurales y campings. Los precios varían desde 40 euros, hasta lo que tú quieras pagar. Basado en nuestra experiencia, te recomendamos el Hotel La Fonte, donde pagamos 52 euros por una noche y pasamos una estancia muy agradable.


Este es a grandes rasgos una pequeña, pero completa descripción de la Playa de Gulpiyuri, a la que solamente pudimos describir, ya que no existen palabras para expresar lo que siente estar frente a ella. La única manera de saberlo es visitarla para sentir realmente la emoción de estar frente a la playa más pequeña del mundo. ¡Cuándo viajes a Gulpiyuri, conocerás un lugar único y diferente de la costa asturiana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *