• Menú
  • Menú
secreto de la felicidad

El secreto de la felicidad no es casarse o tener un hijo, sino viajar

Muchos piensan que la felicidad reside en el día de su boda o en tener un hijo. No cabe duda que estos son dos de los momentos más importantes de tu vida pero, ¿dónde está realmente el secreto de la felicidad? Gracias a un estudio realizado por Booking, podemos afirmar que existe algo que aún nos hace más felices: viajar.

No importa dónde nos alojemos. En un bed & breakfast, resort de cinco estrellas, un destino exótico o una gran aventura de mochileros. La experiencia que vivimos tanto antes como durante el viaje es, para muchos, infinitamente mejor que cualquier otra cosa material.

Viajar, el secreto de la felicidad

En la encuesta realizada por el comparador de alojamientos, participaron nada menos que 17 mil individuos de 17 países repartidos por el mundo. Entre ellos estaba España y los datos son reveladores.

Muchas son las personas que disfrutan de planificar y vivir un viaje. De hecho, tanto es así que todo esto se ha convertido en algo mucho más trascendental para alcanzar la felicidad. Se convierte en uno de los momentos más vitales para la existencia del ser humano.

Un 49% de los encuestados han vivido con más emoción un viaje que el propio día de su boda. Para el 51%, ha sido mejor que una cita con su pareja. La mitad lo prefiere a encontrar un trabajo nuevo. Y aún hay más. Para un 45%, es mejor que comprometerse y un 29% considera viajar mejor que tener un hijo.

planificar viaje

La clave de todo: la planificación

Viajar da una felicidad que dura más en el tiempo que lo que nos puede aportar cualquier otra cosa material. Esto lo apoyan el 70% de los encuestados. Más de la mitad prefiere un viaje a la compra de joyas o cosas tecnológicas. El 50% lo prioriza por encima de reformas en el hogar.

La ilusión es tanta que se expande en el tiempo. Comienza en el momento de la planificación y la reserva. Después, el protagonismo se lo lleva el propio viaje. Siete de cada diez encuestados se emocionan buscando los posibles destinos. Más de la mitad se sienten llenos de felicidad cuando reservan (y confirman) todo.

Según Shawn Achor, experto en estudios de felicidad, asegura que existe una relación directa entre disfrutar del tiempo de reserva y el propio viaje. Si este viaje está planificado de forma correcta, aumentará las ganas de volver a la rutina diaria, aumentando la energía y la felicidad.

Con meses de antelación

Uno de cada tres encuestados afirma organizar un viaje con meses de antelación. El 5%, asegura hacerlo un año antes. Es en este momento mismo cuando comienza el viaje. Uno de cada cuatro afirma que piensa al menos una vez al día en estas vacaciones para alegrarse. ¿Cómo no considerarlo el secreto de la felicidad?

Ocho de cada diez se regodea buscando mapas, fotos, alojamientos, etc. y también leyendo reseñas y consejos de otros que ya han viajado al lugar.

Pero, aunque esto es muy placentero, lo bueno llega realmente durante el viaje. Lo mejor es ese primer instante al salir de la oficina para emprender las merecidas vacaciones. La mayoría disfruta como un niño cuando ve el alojamiento por primera vez, cuando se instala, y lo convierte en su hogar por unos días.

pareja reservando

“Síguenos en Instagram, la comunidad de viajes más inspiradora“

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 comentario